Imagen de archivo de sanitarios atendiendo a un paciente covid en el hospital Materno Infantil de Gran Canaria. / C7

La mayoría de los pacientes covid críticos no sufre neumonía: sus enfermedades previas se agravan

Los cuadros graves han cambiado en los últimos seis meses y afectan principalmente a mayores de 80 años o personas inmunodeprimidas

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Las enfermedades crónicas descompensadas por la infección por coronavirus caracterizan el cuadro clínico mayoritario de las personas ingresadas con covid en el archipiélago, según indica el médico internista del hospital Doctor Negrín Óscar Sanz, quien ha participado en el estudio de ámbito nacional 'Características clínicas y epidemiológicas de los pacientes hospitalizados por covid-19 en España'.

El especialista explica que la sintomatología de las personas más afectadas por la covid ha cambiado notablemente y que ya no están ligadas a la neumonía bilateral, frecuente en las primeras oleadas de la covid. «Este cambio se aprecia también en que las plantas de cuidados intensivos están menos saturadas, sufrimos menos presión», indica el internista que reconoce que, sin embargo, «el volumen de ingresos en camas convencionales sigue siendo elevado. En el Doctor Negrín tenemos dos plantas de pacientes covid positivos ingresados», reconoce.

En las primeras oleadas, los cuadros graves se debían en buena parte al fenómeno inflamatorio que causaba el virus, que empeoraba con la formación de coágulos sanguíneos y trombopatía.

Ahora, los casos graves suelen ser distintos. «Van más relacionados con lo que puede ocurrir con una infección provocada por cualquier virus como la gripe. La infección descompensa las patologías crónicas», señala Sanz sobre estos pacientes graves que se caracterizan por tener un estatus de salud ya precario.

Perfil de los hospitalizados

De hecho, el internista señala que la mitad de las personas ingresadas por covid tienen más de 80 años y, dentro de los hospitalizados con la infección, también destaca un grupo de personas inmunodeprimidas, más propensas a desarrollar covid grave.

Respecto al perfil vacunal de los hospitalizados, Sanz asegura que prácticamente todos han recibido el suero contra la covid. «Los ancianos tienen una inmunidad deficiente. Por esta inmuno obsolescencia el efecto de la vacuna pase y se hacen más propensos a contraer el virus. Por eso es conveniente una cuarta dosis en mayores de 80 años», afirma el especialista.

En todo caso, asegura que las vacunas han contribuido a disminuir las muertes e ingresos en UCI. «Nos han salvado», afirma.

El subdirector médico del Hospital Universitario de Tenerife (HUC), José Antonio García Dopico, coincide con Sanz en la caracterización de los hospitalizados por covid, personas añosas y multipatológicas. Además, señala que el 40% de los diagnosticados con covid ingresan en el hospital por otros motivos. También se congratula de que la gravedad de los pacientes se haya atenuado. «Ahora mismo en el HUC solo tenemos a dos pacientes covid en UCI», dice satisfecho.

Niveles de riesgo por islas

El alza de los contagios de la última semana se ha empezado a apreciar en la presión asistencial, el principal criterio para determinar el nivel de riesgo epidémico. Sin embargo, las islas mantienen aún los mismos niveles de alerta sanitaria que la pasada semana tras la actualización del semáforo covid realizada ayer por la Consejería de Sanidad. Así, Gran Canaria sigue en riesgo medio y las demás islas en riesgo bajo.

Sanidad informó de que el promedio diario de camas hospitalarias convencionales ocupadas por pacientes covid creció un 14% en la última semana, lo que ha obligado a elevar el escalón de riesgo de la ocupación de camas convencionales a nivel medio para Canarias. No obstante, todas las islas presentan este parámetro en riesgo bajo, salvo Gran Canaria.