Un agente de la Policía Local vigila la calle Rafael Hervás de Sueca, lugar del crimen. / J. A. Marrahí

Mata a cuchilladas a su hijo de diez años en Valencia

La voz de alarma la dio la madre al no conseguir que el presunto agresor, del que estaba separado, le abriera la puerta del domicilio

R. V. Valencia

Un niño de diez años murió este domingo en la localidad valenciana de Sueca tras ser apuñalado por su padre en el domicilio de este, que fue detenido por agentes de la Guardia Civil. El arma utilizada para perpetrar lo que apunta claramente a un nuevo caso de violencia vicaria fue un cuchillo de cocina.

La voz de alarma la dió la madre del menor alrededor de las 14 horas, cuando llamó al teléfono 112 después de acudir al domicilio y no conseguir que el presunto asesino, de 47 años, le abriera la puerta. Aunque estaban separados y pesaba una orden de alejamiento del padre respecto a la madre, esta había dejado que el niño pasara el fin de semana con él.

Los equipos sanitarios desplazados a la vivienda, reclamados por agentes municipales y de la Guardia Civil desplazados al domicilio, sólo pudieron confirmar el fallecimiento del pequeño. También atendieron a la madre y a la abuela por sendas crisis de zansiedad.

El arma que habría utilizado el hombre para perpetrar el crimen habría sido un cuchillo de cocina, según detallaron las mismas fuentes. El menor, de 11 años recién cumplidos este fin de semana, era el único hijo que tenía el matrimonio, de nacionalidad española.

El arrestado fue al cuartel de la Guardia Civil de Sueca, a la espera de pasar a disposición judicial, en concreto al Juzgado número 3 de Sueca, que se ha hecho cargo del caso. El hombre tenía una orden de alejamiento en vigor sobre la mujer pero se desconoce si existía un convenio regulador.

Consternación local

El alcalde de Sueca, Dimas Vázquez, se mostró «consternado» tras el crimen. Junto con el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Roger Ramírez, se trasladó a las dependencias de la Policía Local en cuanto tuvo conocimiento de estos hechos. En declaraciones a Europa Press, Vázquez expresó su «repulsa» ante lo ocurrido. «La violencia vicaria es aún más condenable», al tiempo que señaló que los vecinos «todavía no se lo creen».

El primer edil explicó que la Junta de Gobierno Local se reunirá este lunes para declarar días de luto oficial en el municipio, durante los cuales las banderas ondearán a media asta en los edificios municipales. Además, indicó que el Ayuntamiento convocará en los próximos días una manifestación «contra cualquier acto de violencia» para mostrar el rechazo de la localidad ante estos hechos.