Un agente dispara a un perro en plena calle en Barcelona

Una patrulla quiso identificar a un hombre en el distrito de Sants-Montjuïc y el perro se abalanzó y le mordió el brazo, tras lo que un agente le disparó,

EFE / BARCELONA

Miles de mensajes de condena en redes sociales y unas 500 personas manifestándose, según el Pacma, exigieron este miércoles al Ayuntamiento de Barcelona, para condenar la muerte de un perro que fue abatido por un agente de la policía municipal.

Una patrulla quiso identificar a un hombre en el distrito de Sants-Montjuïc y el perro se abalanzó y le mordió el brazo, tras lo que un agente le disparó, una actuación que, según la Urbana, fue "en defensa de su integridad física" y no tuvo otra opción.

El Pacma ha exigido a la Guardia Urbana una investigación para esclarecer los hechos, que ha considerado "muy graves", ha dicho que esta concentración ha sido el punto de partida y ha anunciado que no parará hasta que se depuren todas las responsabilidades, para lo que entrará propuestas en el registro del consistorio.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que, una vez concluya la investigación sobre la muerte de un perro abatido por un urbano, se revisarán los protocolos de intervención con animales para buscar "margen de mejora", pero que el agente actuó en defensa propia.

"Según los testigos y las informaciones que tenemos hasta ahora, el agente actuó en defensa propia y temiendo por su integridad física. El agente está de baja y recuperándose de diversas heridas", ha dicho en una serie de apuntes en su perfil de Twitter recogidos por Europa Press.

Ha afirmado que los hechos son tristes y no quiere que se repitan, ha lamentado la muerte del animal y entiende la ola de solidaridad, pero ha pedido "prudencia antes de hacer juicios y confianza en la investigación" abierta, remarcando que la ciudad quiere a los animales.