Borrar
Directo El Gobierno de Canarias informa de las medidas impulsadas para facilitar el acceso a la vivienda
Maria Ressa y Dmitry Muratov Afp

Los periodistas Maria Ressa y Dmitry Muratov, Nobel de la Paz 2021

Han sido galardonados «por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión»

Javier Varela

Madrid

Viernes, 8 de octubre 2021, 10:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Maria Ressa y Dmitry Muratov han sido premiados con el Nobel de la Paz 2021 «por sus esfuerzos para salvaguardar la libertad de expresión», que es una condición previa para la democracia y la paz duradera, en palabras de la presidenta del jurado, Berit Reiss-Andersen.

El jurado ha reconocido su «lucha valiente» tanto en Filipinas como en Rusia, pero también los ha descrito como un ejemplo de los periodistas que defienden la libertad de prensa en «condiciones cada vez más adversas».

Ressa (Manila, 1963), experiodista de CNN y cofundadora de la página de información online Rappler, ha sido objeto en los últimos años de varias investigaciones, procesos judiciales y ha sufrido un intenso ciberacoso. Rappler ha publicado artículos críticos contra el jefe de Estado, Rodrigo Duterte, incluyendo su sangrienta y polémica lucha contra el narcotráfico.Ressa fue galardonada en abril con el Premio Mundial de la Libertad de Prensa Unesco/Guillermo Cano 2021, creado en memoria del periodista colombiano Guillermo Cano asesinado en 1986.

Mientras Muratov (Samara, 1961), es el editor en jefe del periódico ruso Novaya Gazeta, y «ha defendido desde hace décadas la libertad de expresión en Rusia en condiciones cada vez más difíciles», según subrayó el jurado. La libertad de prensa, que hasta el momento nunca había obtenido el Nobel de la Paz, figuraba entre los temas favoritos para este año, en el que compitieron 329 candidaturas.

Quinto Nobel que se concede

Rossa y Muratov toman el testigo del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA), que proporciona asistencia alimentaria a millones de personas en todo el mundo, a menudo en condiciones extremadamente peligrosas y de difícil acceso.

Este es el quinto premio Nobel que se concede. Este jueves se conoció el de Literatura que fue para Abdulrazak Gurnah, de origen tanzano y raíces musulmanas. Un autor africano que se pasó del suajili al inglés, un desconocido para el lector español y que no figuraba en ninguna quiniela. Con los efectos del colonialismo en en el epicentro de su obra, ha narrado Gurnah desde el Reino Unido las contradicciones y desgracias de África Oriental y sus refugiados. Solo tres de sus diez novelas se han publicado en España.

Un día antes fue el turno del Nobel de Química, que fue para el alemán Benjamin List y el estadounidense David MacMillan, «por el desarrollo de la organocatalisis asimétrica», un procedimiento para producir moléculas que está ayudando a desarrollar nuevas terapias contra el cáncer y las enfermedades hereditaria.

El martes dio a concoer el Nobel de Física, que fue otorgado el estadounidense Syukuro Manabe y al alemán Klaus Hasselmann, por sentar las bases de nuestro conocimiento del clima de la Tierra, y al italiano Giorgio Parisi, por sus «contribuciones revolucionarias» a la teoría de los fenómenos desordenados y aleatorios.

Un día ante, el lunes, se comunicó el de Medicina, y que ha recaído en los estadounidenses David Julius y Ardem Patapoutian por sus descubrimientos de receptores para la temperatura y el tacto, una información esencial para la supervivencia y nuestra interacción con el mundo que nos rodea.

Tras entregar este viernes el de la Paz, el próximo lunes se conocerá el último galardón de 2021, el de Economía. El premio está dotado con nueve millones de coronas suecas, unos 940.000 euros y la entrega será el próximo 10 de diciembre, aniversario de la muerte del fundador de estas distinciones, Alfred Nobel.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios