Los pequeños electrodomésticos conquistan la cocina

Pero sabemos realmente qué debemos tener en cuenta a la hora de compra un robot o una báscula. Potencia, capacidad... hasta el largo del cable es importante

CARMEN BARREIRO

Una de las consecuencias más evidentes del encierro ha sido –en realidad, está siendo– el gusanillo que le ha picado a mucha gente por todos los temas relacionados con la gastronomía, ya sea por obligación –tenemos las mala costrumbre de comer tres veces al día, en el mejor de los casos– o para entretener las horas muertas a base de bizcochos y recetas dignas de los restaurantes de más relumbrón. No solo se agotaron en su día las existencias de productos como la harina o la levadura sino que la venta de pequeños electrodomésticos –esos que nos hacen la vida más fácil en la cocina– se ha llegado a duplicar respecto al mismo periodo del año pasado. Según un estudio realizado por la web Puntronic.com, una de las páginas líder en la venta de electrodomésticos online, aparatos como las amasadoras o las básculas de alimentos experimentaron un incremento en las ventas superior al 98% desde el pasado 15 de marzo. «Con todo el tiempo que hemos pasado y pasamos ahora en casa, resulta muy gratificante convertir la cocina en un espacio común en el que aprender y explorar. Lo de comprar la báscula para pesarnos nosotros mismos mejor lo vamos a dejar para más adelante», bromea Rosa Alsina, responsable de la web de venta de electrodomésticos. Pero acertar en la compra de una batidora o de una amasadora no siempre es fácil. Las características y los rangos de precios a veces son tan amplios que no sabemos en qué debemos fijarnos para elegir el modelo que mejor se adapta a nuestras necesidades. Así que esta guía le será de gran utilidad.

Robot de cocina

Precio: de 100 a 900 euros

Es una fusión entre un procesador de alimentos y una olla programable. Con los robots no hace falta saber cocinar para que el plato quede perfecto. Ahora bien, ¿en qué debemos fijarnos?

Número de funciones: Sencillo, a mayor número de funciones, más variedad de platos y posibilidades de cocinarlos.

Potencia: Una potencia baja permite picar o batir pero no amasar, por ejemplo. La potencia oscila entre los 350W y los 1.500W, por lo que una potencia de 1.000W será suficiente.

El tamaño del vaso: 2,2 litros es suficiente para hacer comida para entre 2 y 4 personas.

El temporizador y la báscula: La mayoría de modelos incorporan la función de temporizador de hasta un máximo de 90 minutos. Algunos incluso llevan una propia báscula que pesa los alimentos hasta 5 kg.

Pantalla LCD: La información es poder y en los robots este principio no cambia. Los que incluyen pantalla nos permiten controlar temperaturas, tiempo y velocidad del brazo.

Accesorios: Por ejemplo, la tapa con abertura de llenado y vaso medidor, la vaporera con tapa y vaporera plana, el accesorio cocedor, la cuchilla, el accesorio mezclador y la espátula.

WiFi: No es ni de lejos el principal argumento para comprar un robot, pero es cierto que es un plus para la gente que busca lo más práctico. Aparte de las recetas que vienen precargadas, con el wifi puedes obtener otras muchas que te van guiando paso a paso en la preparación del plato.

Batidora de vaso

Precio: de 20 a 189 euros.

Las batidoras de vaso son más limpias y cómodas que las de brazo y la tapa evita salpicaduras. También es más versátil que una licuadora, te permite picar hielo y aprovecha la totalidad de la fruta. Con una malla o tela de algodón puedes exprimir el batido y obtener zumo, bebida vegetal, etc... ¡Ten en cuenta el largo del cable! Mira dónde tienes los enchufes en tu cocina y así no te quedarás corto.

Vaso: puede ser de cristal, más frágil, o de plástico (mira que sea sin BPA) y esencial que sea termoresistente. Si cocinas para más de dos personas o haces comida de sobra para congelar o conservar, escoge un vaso con más capacidad.

La potencia: la mayoría son de 800 w. y para triturar y darle un uso básico y cotidiano suele ser suficiente.

Función turbo: le da mayor velocidad a la batidora y puedes conseguir un triturado más fino, ideal para batidos, hummus, cremas...

Selector de velocidades: te vendrá bien si utilizas la batidora de vaso para más cosas que triturar fruta. Te permite seleccionar la velocidad de forma precisa para cada tipo de preparación.Algunas incluso logran calentar el interior gracias a la fricción y velocidad.

El número de hojas de la cuchilla: cuantas más tenga, conseguirás triturados más finos y homogéneos.

Amasadoras

Precio: de 20 a 900 euros

Las más compradas son las amasadoras planetarias (las que se ven en todos los programas de repostería) y las de brazos, pero existen diferencias entre ambas. Si eres una persona a la que le encanta cocinar, la planetaria es tú mejor opción por sus accesorios: batidor de varillas, paleta mezcladora y gancho amasador. En cambio, si te gusta cocinar pero no requieres cosas tan específicas es más recomendable la de brazos, ya que su mantenimiento es mucho más sencillo y es mucho más barata. En función del tipo de uso que le quieras dar también es importante fijarse bien en la potencia de la amasadora y en su tamaño.

Báscula de cocina

Precio: de 10 a 20 euros.

Para repostería se recomiendan las de máxima precisión. También es importante tener en cuenta las cantidades que se suelen cocinar, pues no todas las básculas tienen la misma capacidad de peso máximo y mínimo. Si tu báscula es pequeña y sin recipiente, mira que tenga el modo ‘tara’ para pesar tus ingredientes sin que te pese el recipiente.

Cocedores de vapor

Precio: de 15 a 90 euros

Hay que tener en cuenta la cantidad de personas que comen diariamente en casa y agregar dos platos más, así sobrará suficiente comida. Si debes preparar alimentos para más de 3 personas, lo ideal es un cocedor que pueda servir al menos 5 porciones. Es decir, 3 contenedores de 1 litro cada uno o 3 litros en total.

Potencia: como regla general, siempre se debe elegir un producto de alrededor de 700-800 W cuando el vaporizador supera los 5 litros y tiene más de dos contenedores. No aceptes modelos con una mala relación de potencia eléctrica y diámetro. Es recomendable que tengan sistema antiadherente y cuerpo apto para lavavajillas para una limpieza más fácil. También que disponga de control de tiempos de cocción, seguridad ante un posible sobrecalentamiento y entradas extras de agua para una mayor comodidad.