Lo nunca antes contado por una víctima de ‘bullying’

06/10/2019

Esther Hernández, de 16 años, sufrió acoso en el colegio donde estudiaba durante años y convirtió su dolorosa experiencia en un libro que presentó como su trabajo de fin de curso de 4º de la ESO.

O. Rodríguez /Las palmas de gran Canaria

Me sentía mal, triste, me hacían creer que no era nadie, tenía angustia, desesperanza, depresión y todo ello, me llevó a autolesionarme...me humillaban psicológicamente, también físicamente, me convirtieron en su diversión». Esta confesión pertenece a una joven que durante años sufrió bullying por parte de sus compañeros de clase en un colegio privado de Gran Canaria. «Una de las niñas de clase, sin razón aparente, un día decidió que podía divertirse haciéndome daño y poniendo en mi contra a muchos de mis compañeros y sin que nadie pusiera remedio», comenta sin rencor.

Esther Hernández hoy cuenta con dieciséis años y asegura que ha perdonado y se ha perdonado y que cuando mira hacia atrás siente «lástima» por aquellos compañeros que la «apartaron, ignoraron, insultaron y que me hacían sentir un monstruo porque era gordita y grande», recuerda, porque «ahora sé, que yo no era la que tenía un problema, sino que lo sufrían ellos».

La joven trasladó su historia personal de acoso escolar al trabajo de fin de curso de 4ª de la ESO, que presentó editado y publicado en formato libro en la feria del colegio. «Me costó mucho enfrentar a los profesores y compañeros, abrirme y contar mi verdad, mi experiencia», Lo nunca antes contado, como tituló el libro, de la colección (En) Primera persona de la editorial CanariaseBook, que escribió con la intención de dar voz a las personas que sufren en silencio y para acabar con el bullying, asegura.

Son 53 páginas en las que cuenta su vida hasta los dieciséis años, cuando cambio de colegio, relatando cómo comennzó el acoso cuando tenía seis años, cursando Primaria en el que fue su colegio hasta los 15. «Era un gordita y muy tímida –cuenta– y me fueron apartando y haciendo los recreos infelices, me fui quedando sola y encerrando en mí misma. No hablaba ni miraba a nadie por miedo a que se fijaran en mí y de nuevo se metieran conmigo», agrega.

silencio en casa. Esther sentía que ir al colegio era «horrible», pero nunca dijo «nada a sus padres», que se enteraron del bullying cuando casi estaba finalizado el trabajo. «Se los escondí porque no quería preocuparles y porque en el colegio ni el director ni los profesores, que veían a diario lo que me hacían, reconocían que me estaban acosando», señala.

La joven, con el tiempo y la distancia –4ª de la ESO lo estudió en Irlanda, aprendió lo importante que es «romper el silencio» en el que ella misma se había refugiado pero, sobre todo, a liberarse del miedo a entender «que uno, quizás, es diferente a los demás pero nunca es peor ni mejor. Y decidió que escribir Lo nunca antes contado sería un libro que la ayudaría «a afrontar lo ocurrido, como una terapia» pero también, para ayudar a otros chicos y chica a superar el acoso que sufran, «para que sepan que de esto se sale porque siempre hay una salida».

Cambio de colegio. Esther Hernández nació el 18 de enero de 2003 en Las Palmas de Gran Canaria, así que ahora tiene dieciséis años. Durante el proceso de escritura de este libro estaba viviendo fuera de España, en Ballyconnell, Irlanda, donde curso 4ª de la ESO. Dice que de mayor quiere ser periodista porque desde niña le «apasionado el mundo de la escritura y me gustaría trabajar en esta profesión». En la actualidad cursa el Bachillerato en un instituto público en la capital grancanaria, en un entorno en el que nadie conoce su pasado y donde ha podido rehacer su corta vida y «ser feliz», asegura. «Tengo unos compañeros geniales con los que tengo muy buena relación. Ya todo ha pasado», agradece la joven

  • 1

    ¿Se debe pagar a los profesores de la enseñanza no universitaria los sexenios pactados con el anterior Gobierno canario?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados