Las muertes superan a los nacimientos en Canarias

El archipiélago fue la región donde más aumentaron las defunciones en 2018, un 5,7%. Hubo un 7,2% menos de recién nacidos.

Odra Rodríguez Santana
ODRA RODRÍGUEZ SANTANA

El número de muertes superó en 2018 a los nacimientos por primera vez en Canarias desde 1975, fecha en la que arranca el registro histórico del Instituto Nacional de Estadística (INE), que publicó ayer los datos provisionales del movimiento natural de población en el pasado año. El saldo vegetativo de las islas –nacimientos menos defunciones– revertió a negativo con 1.478 muertes más que alumbramientos.

Durante el pasado año el archipiélago registró 16.114 personas fallecidas, un 5,7% más respecto al año anterior, cuando fallecieron 15.254. Esta cifra coloca a Canarias a la cabeza de España como la comunidad autónoma donde más aumenta el número de muertes y cuya media se situó el pasado año en un 0,4% Por el contrario, nacieron 14.638 bebés, un 7,2% menos o 1.141 neonatos menos que en 2017, según el INE.

Además, en el histórico de los datos de población entre 2000 y 2018 se observa una tendencia descendiente de nacimientos en las islas a la par que se incrementa la mortalidad. Así el año pasado nacieron en Canarias 4.343 niños o niñas menos que al inicio del siglo, al pasar de 18.981 a 14.638 nacimientos en casi dos décadas, en contraste con los fallecimientos, que aumentaron en 4.086 personas comparando esos dos años, 12.030 frente a 16.116.

El archipiélago, por otro lado, también se situó en el vagón de cola respecto al índice de fecundidad, siendo el más bajo de todas las comunidades con 0,97 hijos por mujer, cuando la media nacional se sitúa en 1,25 hijos por mujer. En esta tabla las mujeres de Melilla y Ceuta encabezan la tabla con 2,35 y 1,70 hijos, respectivamente. La tasa bruta de mortalidad en las islas fue de 7,4 fallecimientos por cada 1.000 habitantes frente al 9,1 por cada 1.000 habitantes de toda España, y la esperanza de vida al nacer se situó en 82,3 años.

En España, el número de nacimientos volvió a bajar en el último año, al reducirse un 6,1% en 2018, y descendió en una década un 29%. Así, en 2018 se produjeron 369.302 nacimientos en España según los datos del INE, lo que supuso un descenso del 6,1% respecto al año anterior (23.879 nacimientos menos) y fallecieron 426.053 personas, un 0,4% más que en 2017. La tasa bruta de mortalidad fue de 9,1 defunciones por cada 1.000 habitantes, similar a la de 2017.