Las listas de espera y la dependencia, quejas de los canarios

El defensor del pueblo canario y Sanidad crearán un órgano conjunto para canalizar y agilizar las reclamaciones de los pacientes. La Consejería es más rápida en sus respuestas

ROSA RODRÍGUEZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Las listas de espera sanitarias junto con las de la dependencia también coparán la quejas que del informe de la Diputación del Común del presente año, que su titular, Rafael Yanes, llevará al Parlamento de Canarias en marzo del próximo año. Yanes confirmó ayer, tras un encuentro con la consejera de Sanidad, Teresa Cruz, que los temas que desde hace años vienen siendo «el principal problema del Gobierno» lo volvieron a ser en 2019 y así se repetirá en su informe.

Además, Rafael Yanes dejó constancia de que el número de quejas, lejos de disminuir, siguen aumentando, aunque también es cierto, dijo, que «se ha reducido el tiempo de respuesta por parte de lSanidad». Yanes y Cruz acordaron además generar un órgano de coordinación para canalizar y agilizar las quejas que llegan a la oficina de defensa del paciente.

Uno de los problemas, dijo Yanes, que afectan a las listas de espera lo representan las personas mayores que tienen el alta hospitalaria pero continúan en el centro y que requieren atención sociosanitaria.

A día de hoy hay 252 camas ocupadas por personas que están en esa situación, señaló Yanes, a lo que Teresa Cruz quiso dejar claro que esos pacientes no están abandonados sino que requieren otro tipo de atención que se les prestará una vez aprobado el decreto que permita la creación de residencias previstas una vez.

La consejera reiteró que para resolver los problemas de las listas de espera hay que mejorar tanto la financiación, pero, sobre todo, dijo, la gestión, y recordó que en Canarias hay unas 160.000 personas esperando por una consulta, una prueba o una intervención quirúrgica.

Entre los asuntos que casi a final de año siguen sin respuesta de Sanidad están además del relativo a los mayores hospitalizados, el referido a la creación de una unidad de hemodinámica en el hospital de Fuerteventura (ya presupuestada) o la de una unidad de apoyo a enfermo de esclerosis lateral amiotrófica (ELA).