La fiscal de Menores alerta del auge de las violaciones en grupo

12/09/2019

El incremento de delitos sexuales en Canarias cometidos por jóvenes no ha parado desde hace al menos una década, según indica Aurora Pérez. Se disparan los abusos a través de las redes sociales

La fiscal decana de Menores de Las Palmas, Aurora Pérez, aseguró este miércoles que si los datos de los últimos dos años reflejan un incremento de los delitos sexuales y la violencia de género cometidos por menores de en torno al 20% en ambos casos, en los 10 años que ella lleva en la Fiscalía «siempre han ido en aumento».

Además, indicó que los números «no reflejan la realidad», porque «no dicen cuáles son las características de esos delitos», ni se refieren a las nuevas figuras delictivas, como los delitos contra la libertad sexual por grupos de jóvenes, que según alertó, «han aumentado en Canarias».

La fiscal reconoció que no sabe cómo explicar el porqué de ese incremento de las violaciones en grupo y admitió que no sabe si plantearse que sucede «por el efecto contagio» de La Manada o si ocurre porque «ahora se denuncia lo que antes no se denunciaba».

Lo que sí tiene claro es que la influencia de las redes sociales y el acceso a determinados contenidos pornográficos a través de internet que no son adecuados para menores de corta edad «están siendo contraproducentes», por eso llamó a reforzar la educación afectivo sexual que reciben los niños y niñas en los centros escolares y en el entorno familiar. Igualmente apeló a un mayor control parental de las nuevas tecnologías porque «nunca ha sido tan fácil el acceso a determinados contenidos que ahora».

La fiscal recordó de que «hoy los jóvenes viven de lo que está en las pantallas y lo que no está ahí no existe» y alertó de la sobreexposición que tanto víctimas como infractores hacen de sus vidas «como si no pasara nada» porque «desconocen el alcance que tiene tanto el envío imágenes de contenido sexual a una persona en la que se confía como que esta difunda esas imágenes».

Aurora Pérez llamó la atención sobre el aumento de los delitos contra la intimidad cometidos a través de las redes sociales. «En Canarias cada vez se denuncian más estos delitos cometidos por jóvenes: la difusión de imágenes de contenido sexual por parte de la persona que las recibe» y avisó de que «las víctimas en la inmensa mayoría de los casos son chicas».

Respecto a la violencia machista cometida por jóvenes, Aurora Pérez lo resumió con una frase para evidenciar cómo también ha aumentado: «Los datos están ahí» dijo.

Planes, recursos y servicios

Para luchar contra el incesante incremento de la violencia machista y de los delitos sexuales cometidos por jóvenes en Canarias «hace falta educación afectiva y sexual integral, enfocada desde la igualdad, la diversidad y la integralidad», asegura Mary Bolaños, miembro de Colectivo Harimaguada y una de las autoras de informe Los derechos sexuales y reproductivos, derechos humanos básicos: Políticas sanitarias y educativas en materia de salud sexual y reproductiva en Canarias: Abandono y desmantelamiento. Un trabajo que, pese a tener «una importante repercusión mediática y política», con pronunciamientos y compromisos por parte de distintos organismos e instituciones, en la práctica «no se implementó ninguna medida social y educativa que recondujera la alarmante situación que muestra el informe en cuanto a la situación de los derechos sexuales y reproductivos en Canarias».

Considera que «los datos son escalofriantes» pero recuerda que «es una realidad que no es nueva» y que a pesar de que hace nueve años que está en vigor la Ley de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, las políticas sanitarias y educativas del Gobierno, «lejos de reforzar lo mandatado, han supuesto un claro deterioro en materia de educación afectivo sexual, de atención a la salud sexual y reproductiva y de prevención de las violencias machistas».

Enfoque

Además, denuncia el cambio de enfoque experimentado por el Gobierno: «frente al modelo integral al que se tendió en épocas anteriores, se ha impuesto una visión fragmentada, con acciones y medidas puntuales». En los últimos 15 años, recuerda, el Gobierno ha desmantelado todos los recursos con los que contaba en materia de educación y atención a la sexualidad.

Y reitera que la única manera de luchar contra la lacra de la violencia machista y los delitos sexuales cometidos por menores es mediante la puesta en marcha de planes, programas, recursos y servicios en materia de sexualidad para conseguir que las nuevas generaciones sean «seguras y confiadas, con adecuados vínculos de apego, que valoren positivamente la vida, los afectos, la sexualidad, las relaciones y a las demás personas».

Y cree que hay que «deconstruir las ideas estereotipadas y erróneas sobre la feminidad y la masculinidad, examinando de forma crítica los modelos de amor y vaciando de atractivo los modelos violentos».

  • 1

    ¿Está de acuerdo en que se rastree su teléfono móvil para estudiar los movimientos de población?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados