Un agente con parte del alijo. / GC

Incautada la mayor cantidad de marihuana envasada de la historia

La Guardia Civil ha decomisado más de 32 toneladas de cogollos en una operación desarrollada en Castilla-La Mancha, Valencia y Asturias

J.V.M. Toledo

La Guardia Civil ha conseguido incautar el mayor alijo de marihuana envasada encontrado hasta ahora en el mundo: algo más de 32 toneladas de cogollos de marihuana en una operación desarrollada en Toledo, Ciudad Real, Valencia y Asturias que se ha saldado con veinte detenidos, nueve hombres y once mujeres de edades comprendidas entre 20 y 59 años. La cantidad decomisada equivaldría a más de un millón de plantas de marihuana.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de una inspección realizada por la Guardia Civil en varias plantaciones legales de cáñamo industrial de Villacañas, localidad de la provincia de Toledo de 10.000 habitantes. Los responsables de la organización controlaban todo el proceso y distribución de la marihuana. Así, poseían una empresa con la que adquirían las semillas. Una segunda empresa las transportaba y sembraba y una tercera se encargaba del cuidado, mantenimiento, recolección y secado de las plantas.

Se exportaba a Europa

Después, la primera empresa adquiría las plantas ya secas con los cogollos y las almacenaba en dos naves en la provincia de Valencia. Allí, se procesaba el género, separando los cogollos y envasándolos al vacío en diversos formatos para distribuirlos por toda España y otros países europeos, principalmente Suiza, Holanda, Alemania y Bélgica.

En otra inspección, efectuada el pasado mes de octubre en otro pequeño municipio, Almagro (Ciudad Real), de 9.000 habitantes, la Guardia Civil descubrió 37.000 plantas de marihuana en cuatro invernaderos y en proceso de secado. En una de las naves halló también cuatro toneladas de picadura de marihuana almacenadas en varias sacas cuyo destino eran dos almacenes de Valencia.

En esta última provincia, los agentes han decomisado 30,5 toneladas de cogollos de marihuana envasadas al vacío, 20 kilos de polen, 21.600 plantas en proceso de secado y 231.200 cajetillas de cogollos de marihuana.

También en esta intervención se ha encontrado abundante documentación sobre varias plantaciones más así como máquinas para el procesado, elaboración y envasado de la droga, entre ellas dos para extraer el polen.

La operación, bautizada con el nombre de «Jardines», se cerró en Asturias con una nueva inspección en una plantación de cáñamo industrial aparentemente legal donde se hallaron 4.000 plantas de marihuana.