Localización exacta de la finca rural en la que ha aparecido el cuerpo descuartizado de Alfondeguilla. / J.A.M.

Hallan a una persona descuartizada junto a un camino rural en Castellón

La víctima, que podría ser una mujer, estaba desnuda, tapada con ramas y tenía las piernas y los brazos amputados

J. A. MARRAHÍ | J. MARTÍNEZ Valencia

La Guardia Civil de Castellón ha abierto una investigación tras el hallazgo, este martes, 2 de agosto, del cuerpo sin vida de una persona que, además, estaba desmembrado, según ha podido saber este periódico de fuentes próximas a la investigación. Todo apunta a que se trata de una mujer, pero el cadáver estaba en muy mal estado y el sexo de la víctima aún está por determinar.

La víctima tenía los brazos y las piernas amputadas y el cuerpo estaba tapado con ramas. Fue localizado en un camino de la localidad castellonense de Alfondeguilla, un pequeño municipio de la Plana Baixa de menos de un millar de habitantes y muy cercano a la Vall d'Duixó.

Al parecer, fue un particular que pasaba por la zona quien dio la voz de alarma al descubrir los restos humanos. Después, la Guardia Civil corroboró que se trataba del cuerpo, al parecer, de una mujer, y comenzó así la investigación en manos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Castellón.

Como es habitual en estos casos, los especialistas de la Benemérita y los forenses han centrado las primeras pesquisas en los resultados de la autopsia y la identificación de la víctima con el fin de aclarar la causa y fecha de la muerte. Los restos hallados han sido trasladados ya al Instituto de Medicina Legal de Castellón.

Los investigadores han comenzado también a cotejar los datos del cadáver con los de la base de personas desaparecidas en España.

El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y los investigadores no descartan que el desmembramiento y dispersión de algunas de las piezas corporales se deba a la acción de animales.

A la espera de la identificación de la víctima y de una investigación forense más profunda, la inspección ocular apunta a que la víctima estaba sin ropa. Le faltaban las manos, los pies, la mandíbula y parte del antebrazo.

La intención criminal en la muerte u ocultamiento aparece reforzada con el modo en que estaba el cuerpo: tapado adrede con varias ramas cortadas al parecer con con maquinaria y que no parece corresponderse con vegetación de la zona, según las primeras pesquisas.

El juzgado de guardia de Nules, a cuyo partido judicial pertenece Alfondeguilla, intervino en el levantamiento del cadáver.