De izqda a dcha, Idafe Jiménez, César García de Llanos, Roberto Fariña, Jorge Freixinet Gilart, Victoria Juárez, Juan José Díaz, Pedro Rodríguez, Vicente Peña, Oto Padrón y Francisco Machín. / COBER

Un gran equipo para hacer trasplantes de pulmón en Canarias y evitar el exilio sanitario de los pacientes

Una veintena de profesionales del hospital Doctor Negrín se forma en Madrid y Barcelona para hacer la intervención en 2023. Será un momento histórico

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Confiesan sentir una ilusión enorme, tanto como la responsabilidad compartida de realizar los primeros trasplantes pulmonares en Canarias a partir del próximo año en el Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria.

«Será un momento histórico y no solo porque es una demanda de los profesionales sanitarios que quieren tratar aquí a sus pacientes. Lo principal es que no tenemos que trasladar a los pacientes a la península entre uno y dos años. Esto es una faena terrible porque les cambia la vida tanto a los pacientes como a sus familiares. Algunos pacientes renuncian al trasplante por esta razón. Dicen: si me tengo que morir, me muero. Ese es el principal cambio, que el trasplante pulmonar se pueda hacer sin tener que salir del entorno canario», dice el coordinador de trasplantes del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, Vicente Peña.

    Estas intervenciones no se han realizado en Canarias porque las técnicas sanitarias muy complejas o que se hacen en poca cantidad solo se realizan en hospitales de referencia. Así, hasta el año 2019, cuando comenzaron a realizarse trasplantes cardíacos, en el archipiélago solo se efectuaban trasplantes hepáticos, renales y de páncreas. «Hasta entonces no teníamos trasplantes de órganos torácicos, a pesar de que Canarias había solicitado realizar trasplantes cardíacos y pulmonares desde los años 90», explica Peña.

    En estas tres décadas, el panorama ha cambiado notablemente. «En los últimos cinco años, el número de trasplantes pulmonares ha aumentado un 30% y cada vez tenemos más donantes en Canarias», explica el cirujano, que entiende que este es un elemento clave que les permitirá asumir los trasplantes con los pulmones donados en el archipiélago.

    Desde 2017 entre 15 y 20 pacientes canarios al año se someten a un trasplante de pulmón en la península, pero son entre 20 y 25 los pacientes los que viven en Madrid o Barcelona a la espera de la operación. «Tienen que viajar varias veces a la península para que los valoren. Además, la urgencia que supone un trasplante imposibilita que el paciente se quede en Canarias. Si te avisan, tienes que estar en dos horas en el hospital. Por eso están condenados a vivir fuera mientras están en lista de espera», apunta Peña. Además, tras la operación deben ser vigilados estrechamente por lo que viven otros seis meses fuera y los viajes para las revisiones periódicas se prolongan otros dos años.

    Para realizar trasplantes en 2023, casi todos los servicios del hospital Doctor Negrín se están preparando, pero especialmente los de Neumología, Cirugía Torácica, Anestesiología, Reanimación, Cuidados Intensivos y Rehabilitación, señala el director gerente del hospital y cirujano torácico, Pedro Rodríguez.

    «Ahora hay una veintena de profesionales autorizados para estar en los siete centros trasplantadores de España», explica Rodríguez sobre estos profesionales que pasarán entre uno y dos meses desplazados a los hospitales Vall d'Hebron, en Barcelona, y 12 de Octubre y Puerta de Hierro, en Madrid, para integrarse en las unidades de trasplantes. «Allí tendrán formación teórica y práctica de la técnica a utilizar en todas las categorías profesionales; tanto médicos, como cirujanos como enfermeras», explica sobre esta intervención que se aplica como último recurso terapéutico en pacientes con hipertensión pulmonar, fibrosis quística, enfermedad pulmonar intersticial difusa o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

    Rodríguez aclara que no se requiere una tecnología distinta a la que hay en el área de Neumología pero sí un conocimiento específico de la técnica quirúrgica y de un postoperatorio que conlleva complicaciones.

    En todo caso, dice que la implicación de los especialistas es máxima y que están ilusionados con la posibilidad de aprovechar la generosidad de los donantes canarios y evitar que los pacientes tengan que dejar su hogar. «Este no será el trasplante de pulmón del Doctor Negrín sino de Canarias», afirma Rodríguez.