Imagen del ambiente navideño en un centro comercial de Gran Canaria, tomada el viernes de la campaña 'Black Friday'. / COBER SERVICIOS AUDIOVISUALES

El Gobierno canario ultima el plan anticovid para evitar la «tormenta perfecta» en Navidad

En la islas, la restricción de movilidad nocturna del 24 y el 31 se ampliaría a la víspera de Reyes. La gran preocupación son los encuentros familiares

C.D.A. /L.R. las palmas de gran canaria.

Tres festividades consecutivas, separadas por una semana, pueden convertir las Navidades en una «tormenta perfecta» que propicie la expansión del coronavirus, según dijo ayer la miembro del comité asesor del Gobierno canario en la pandemia y catedrática de Economía Aplicada de la ULPGC, Beatriz González López-Valcárcel. Por esta razón, el Ejecutivo canario está ultimando un paquete de medidas especiales de cara a las fiestas que se ajustará a las directrices que pacte hoy el Consejo Interterritorial de Sanidad y que, previsiblemente, se aplicarán a partir de este fin de semana, coincidiendo con el puente de la Inmaculada.

El consejero canario de Sanidad, Blas Trujillo, informó ayer en el Pleno del Parlamento que en la reunión de hoy se fijarán criterios en cuanto a la restricción de la movilidad nocturna en Nochebuena y Fin de Año, una medida que, en el caso de Canarias, podría extenderse a la víspera de Reyes, sobre todo en el caso de la capital grancanaria, donde tradicionalmente la gente se echa a las calles de Triana y Vegueta.

UNAS FIESTAS DISTINTAS

  • Reuniones limitadas El número de personas que podrá reunirse en las celebraciones será de seis, ocho o diez

  • Movilidad nocturna Se estudia si aplicar o no 'el toque de queda' en Nochebuena, Nochevieja y la víspera de Reyes

  • PCR a residentes El Gobierno regional prevé costear las pruebas a los canarios que vuelvan a las islas por Navidad

  • Restauración Se estudia limitar el número de mesas y el horario de cierre en las fechas más destacadas

En respuesta a sendas preguntas de los diputados de los grupos parlamentarios de la Agrupación Socialista Gomera y de Nueva Canarias, Casimiro Curbelo y María Esther González, Trujillo desgranó algunas posibles medidas que se aplicarán para evitar la transmisión del virus y que se están debatiendo con las administraciones y sectores implicados. «La Navidad -manifestó el consejero- es un momento especial, pero el virus no tiene espíritu navideño y hay que adoptar medidas excepcionales».

Por lo pronto, anunció que la comunidad autónoma ya ha cerrado un acuerdo con laboratorios con representación nacional para que los residentes canarios que regresen a las islas por Navidad, «sean estudiantes o no, puedan volver con una PCR o una prueba de antígenos sufragados por el Gobierno canario».

El transporte, el comercio, la restauración, además de los encuentros sociales y familiares, son las áreas en las que incidirán estas medidas.

En cuanto a la limitación del número de personas que podrán participar en las reuniones, Trujillo indicó que el Gobierno y las comunidades están barajando varias opciones. «El debate hasta ahora está centrado en los grupos, cuántos podrán participar y si todos tienen que ser convivientes o se permitirá cierta flexibilidad. Se habla de entre seis, ocho y diez personas. Son distintos escenarios y no cerrados», dijo el responsable de Sanidad, quien confesó que su mayor preocupación es «cómo conseguir blindarnos ante el virus y que asumamos el comportamiento a tener en esos encuentros familiares y de amigos».

El consejero de Sanidad indicó otra de las cuestiones más complicadas será la regulación del transporte, procurando «reducir los aforos y aumentar las frecuencias para que los tranvías y guaguas no vayan colmatadas». En este sentido, subrayó la dificultad que supone cubrir estos objetivos en algunos municipios que no disponen de recursos.

En lo que respecta a los negocios de restauración, el Gobierno estudia limitar el número de mesas y fijar distancias de separación, además de un horario de cierre específico para las fechas más señaladas.

Acerca de la actividad comercial, Trujillo señaló que, más que limitar los horarios de apertura, lo que se primará es el cumplimiento de las medidas anti-covid y el control de los aforos para evitar las aglomeraciones durante las compras navideñas.

Las restricciones se concretarán y aprobarán mañana en el Consejo de Gobierno.