Esta fue la foto de familia de Fernando del Castillo, acompañado por el párroco y las familias que recibieron la ayuda económica. / C7

La Fundación Santa Catalina ayuda a 43 familias que lo perdieron todo por la erupción volcánica

Su presidente, Fernando del Castillo, consiguió reunir la cantidad de 43.000 euros de 163 donantes que quisieron colaborar con la causa

Francisco José Fajardo
FRANCISCO JOSÉ FAJARDO Las Palmas de Gran Canaria

La Fundación Canaria Santa Catalina hizo ayer entrega de 43.000 euros que consiguieron recaudar gracias a la generosa aportación realizada a este colectivo por un total de 163 donantes. Este montante económico lo entregaron en un acto celebrado en el hotel Hacienda de Abajo, en el municipio de Tazacorte, al que asistieron las 43 familias que recibirán 1.000 euros cada una y que fueron seleccionadas por el propio párroco de Todoque, el palmero Alberto Hernández, quien tuvo en cuenta a los vecinos que más necesidades estaban pasando en estos momentos.

Según manifestó a este periódico Fernando del Castillo, presidente de la fundación, la idea nació de la «gratitud y generosidad» de multitud de personas que quisieron poner su granito de arena para la ayuda de las personas más necesitadas que han sido afectadas por la erupción de Cumbre Vieja. «La gente que ha donado el dinero son personas que han demostrado muchísima generosidad y solidaridad con sus paisanos y compatriotas palmeros y nosotros solo hemos sido el vehículo transmisor, porque el mérito lo tienen los donantes», destacó Del Castillo.

El criterio que siguieron los responsables de esta iniciativa solidaria fue «sencillo y totalmente transparente» ya que contaron con la colaboración del párroco de Todoque, Las Manchas, de El Paso y «toda la zona devastada como es don Alberto Hernández, una persona que lleva muchísimos años ayudando a todos los vecinos de la isla y conoce de primera mano la problemática y necesidades de todos los afectados por la erupción», detalló Del Castillo. Hemos puesto toda nuestra confianza en él como la persona idónea y de garantías de fiabilidad y transparencia para que el dinero generoso que nos entregaron decenas de personas de forma desinteresada, llegue lo antes posible a aquellos que más lo necesitan», manifestó a los asistentes al acto.

La Fundación Canaria Santa Catalina ha vuelto a arrimar el hombro, como en otras tantas ocasiones, para ayudar en causas en las que «las personas que están a nuestro alrededor estén en una situación de gran necesidad. En este caso y viendo los efectos tan nefastos que está originando el volcán a los palmeros, nos reunimos y pensamos que era una gran oportunidad para utilizar la fundación como una herramienta para que las personas generosas que colaboran con nosotros, lo hicieran también con aquellos que lo han perdido todo», insistió. También Fernando del Castillo quiso dejar claro que no quieren tener «ningún tipo de protagonismo», todo lo contrario. «Solo aspiramos a ser el vehículo para que el dinero llegue a toda la gente necesitada», declaró.

En esta ocasión, la Fundación Canaria Santa Catalina hizo entrega de 1.000 euros a cada una de las 43 familias afectadas y que ayer estuvieron presentes en el acto celebrado en el hotel La Hacienda de Abajo de Tazacorte. Todos ellos recibieron, uno a uno, el dinero de manos de Fernando del Castillo y del párroco en un acto cargado de emotividad y agradecimiento por parte de los damnificados.