Imagen de la primera de las vistas suspendidas en el Juzgado de Menores número 1 de Las Palmas de Gran Canaria. / F. J. F.

La falta de plantilla en Medicina Legal suspende los juicios en Menores

La situación precaria en los equipos técnicos paraliza vistas como la de un menor de Valle Tabares con su medida próxima al vencimiento del plazo

FRANCISCO JOSÉ FAJARDO LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

La ausencia del equipo técnico -psicólogos, trabajadores sociales y educadores- obligó el lunes a la suspensión de las cinco comparecencias previstas por el Juzgado de Menores número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, una complicada situación que se seguirá produciendo, al menos hasta finales de mayo, debido a la crítica situación que vive la plantilla del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (IMLCF), que solo cuenta en activo con tres trabajadores sociales y dos psicólogos.

Esta situación se produce, según el Ejecutivo, debido al gran número de bajas médicas que acumula la plantilla del IMLCF y la necesidad del descanso obligatorio del personal que está «soportando una carga de trabajo muy importante al cubrir las bajas de sus compañeros», una situación similar que también están padeciendo otros juzgados como los de Violencia sobre la Mujer o los de familia.

La magistrada Reyes Martel, advirtió a las partes en la primera de las comparecencias señaladas, que los dos juzgados habían recibido una comunicación de la directora del IMLCF, María José Meilán, en el que advertía de forma tajante que no iban a disponer de ningún miembro del equipo técnico tanto este lunes como los días 25, 26, 27 y 28 de abril y 4, 5, 24, 25, 26 de mayo.

Martel destacó que esta comunicació n no distinguía «aquellos procedimientos en los que se han acordado medidas cautelares o en los que hay medidas privativas de libertad, con lo cual es obvio que todos estos juicios se tienen que suspender», dijo, advirtiendo que de no ser así, «serían nulos de pleno derecho».

Detalles

  • La Diputación del Común recibió la queja de un juez. La adjunta especial de Igualdad entre Mujeres y Hombres y Violencia de Género de la Diputación del Común, Beatriz Barrera, afirmó que la institución ya había recibido una queja por la falta de personal en el IMLCF y los retrasos en las valoraciones psicológicas para los juzgados de Violencia de Género que ahora están paralizadas. El magistrado había solicitado «hasta en tres ocasiones la pericial y como nos e atendía su petición -había pasado ya ocho meses- nos presentó una queja», explicó Barrera. La Diputación se puso en contacto con la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad. «Nos respondió diciendo que «estaban en vías de intentar solucionarlo».

Esa primera vista trataba el expediente de un menor interno de forma cautelar en régimen cerrado en el Centro de Internamiento Educativo para Menores Infractores Valle Tabares desde el 21 de agosto, por lo que el plazo máximo de prórroga de la medida vencería el 15 de mayo. Por este motivo, Martel señaló como nueva fecha para el juicio el 11 de mayo, todo ello si se resuelve antes esta problemática.

La titular del juzgado requirió al IMLCF que procediese al nombramiento del equipo técnico que debe de comparecer en la vista y que, a su vez, se «deduzca testimonio con copia del acta del juicio a la directora General de Relaciones con la Administración de Justicia, Mónica Ceballos Hernández», determinó.

Este martes hay nuevas comparecencias señaladas que también serán suspendidas. Entre ellas, la de un menor que quebrantó una medida no privativa de libertad, por lo que la suspensión de la vista no solo podría aumentar el posible riesgo de comisión de nuevos delitos, sino que afectaría de forma directa al propio interés del adolescente.

La viceconsejera, Carla Vallejo. / C7

El Ejecutivo contratará psicólogos a través de empresas especializadas de forma urgente

La viceconsejera de Justicia, Carla Vallejo, reconoció a este periódico que la situación que está viviendo la plantilla del IMLCF es «delicada» y apuntó que la misma «deriva de la acumulación importante de bajas por incapacidad temporal». Para ello, ha concretado medidas a corto y largo plazo como la contratación de especialistas a través de empresas dedicadas a peritajes psicológicos y la creación por Función Pública de una lista extraordinaria de personal psicólogos y trabajadores sociales.

Vallejo se lamentó de que no haya «personal psicológico ni de trabajo social en las listas oficiales de función pública» y por ello se han visto obligados a «sacar unas listas extraordinarias pero que no podrán ser utilizadas hasta junio, aproximadamente. No había personal cualificado en las listas».

Por el momento, reveló Vallejo, hay seleccionadas más de 8.000 personas en las listas provisionales «y ahora hay que esperar a que se subsanen los defectos y se verifiquen para que pueda convertirse en una lista definitiva». De todos estos, más de 1.000 psicólogos están en la lista de profesionales de la provincia de Las Palmas.

La responsable de Justicia del Gobierno regional, mientras tanto, avanzó que están trabajando «en soluciones urgentes centradas en buscar colaboraciones externas a través de empresas especializadas en peritajes psicológicas que cuenten con personal debidamente cualificado, con el visto bueno del IMLCF, y puedan auxiliarnos en esta situación», expuso. Todo ello, contando con una licitación extraordinaria procedente de los fondos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género «ya que es una situación delicada e importante y no se puede demorar hasta junio».

Ya a largo plazo, destacó Vallejo que estaban valorando «una reforma de los puestos de trabajo del IMLCF, ya que su plantilla de psicólogos es insuficiente para las funciones que están desarrollando».

En cuanto a las pruebas periciales que urgen en ámbitos tan sensibles como la Violencia Sobre la Mujer, la viceconsejera espera «tener el problema solucionado esta semana o la próxima», mientras que en el caso de los equipos técnicos de Menores «es más complicado porque tiene que ser personal cualificado específico e integrado dentro de este sistema», apuntó. Por ello, se plantean desde el Ejecutivo canario la posibilidad de realizar «una contratación recurriendo al Servicio Canario de Empleo», manifestó.

«La situación concreta y actual es la concatenación de hechos imprevistos como son las numerosas bajas médicas, unido a la obligación de que el personal que está tiene que disfrutar de un descanso», dijo Carla Vallejo, aunque no deja de sorprender el alto número de bajas que tiene en la actualidad el IMLCF.

«Ahora tenemos que garantizar que, a medio plazo, podamos contar con personal suficiente para poder celebrar todo lo que se ha suspendido en estas dos semanas, en Menores, además de lo que se haya celebrado aún», declaró a CANARIAS7.