Infografía del Telescopio de Treinta Metros. / C7

Estados Unidos mantiene La Palma como posible ubicación del TMT

Las academias de ciencias califican como prioritario el proyecto del Telescopio de Treinta Metros. Hawái es el otro candidato a albergarlo

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Las Academias Nacionales de Ciencias de los Estados Unidos califican en un informe presentado este jueves el Programa de Telescopios Extremadamente Grandes (ELT) como prioritario para la astronomía terrestre y establece la necesidad de invertir en, al menos, uno de los proyectos de este tipo de telescopios que ya han sido propuestos, entre los que se encuentra el Telescopio de Treinta Metros (TMT).

Según el comunicado del que se hace eco el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), el TMT podría tener su ubicación tanto en Hawái como en La Palma. Rafael Rebolo, director del IAC, califica esta decisión como un éxito «ya que significa que la evaluación científica realizada por este comité estadounidense del máximo nivel considera viable los objetivos científicos del TMT si se instalase en la isla palmera», según declaraciones recogidas en una nota del centro de investigación canario.

Esta conclusión de las academias estadounidenses se recoge en el informe 'Pathways to Discovery in Astronomy and Astrophysics for the 2020s', un estudio conocido como Decadal Survey que identifica las prioridades estatales de investigación y recomienda cuáles serían las futuras inversiones en materia científica en los próximos 10 años.

Durante el próximo año 2022, la National Science Foundation (NSF) llevará a cabo una revisión externa y exhaustiva para evaluar la viabilidad financiera y programática de cada uno de los proyectos de ELT estadounidenses.

Una vez construido, el TMT será el telescopio terrestre más avanzado y potente de la historia, así como el telescopio óptico infrarrojo más grande del hemisferio norte que existirá en ese momento. Se incluye entre los denominados de tipo Telescopio Extremadamente Grande por el diámetro de su espejo.

El consorcio internacional que lo promueve decidió ubicar la infraestructura científica en Hawái, pero la oposición social por estar en un lugar considerado sagrado por la población aborigen ha abierto la puerta a que se ubica en La Palma.