La España rural y vaciada es el lugar idóneo para pasar una pandemia

La investigación señala que el norte de España ha estado mejor preparado para afrontar la crisis del Covid-19 y que la pandemia nos ha hecho ver que el dinero no da la felicidad

J.M.L Toledo

Un estudio del Observatorio de Intangibles y Calidad de Vida (OICV), creado en julio de este año por la Universidad de Castilla-La Mancha, indica que ocho de cada diez españoles ha visto empeorada su calidad de vida durante la pandemia. No obstante, la investigación, realizada a través de una encuesta nacional a través del correo electrónico y las redes sociales, también demuestra que muchos de los consultados se han dado cuenta de que «el dinero no da la felicidad aunque puede ayudar a conseguirla», según el profesor Víctor Raúl López, uno de los autores de este primer estudio del OICV. Así, se valora más tener un empleo en el que se disfrute trabajando.

El estudio, efectuado entre los meses de julio y septiembre, también revela que el lugar idóneo para vivir una pandemia es un pueblo de la España rural y vaciada «porque se tiene la sensación de que son más seguros y cuentan con sociedades más integradoras». El trabajo subraya que los sectores más afectados anímicamente por la crisis sanitaria de la covid-19 han sido el sanitario, el de transporte de mercancías y el de almacenamiento y que las regiones del norte de España han sido las más preparadas para dar respuesta a la pandemia y las que presentan índices más alto de satisfacción sobre la calidad de vida entre julio y septiembre.

En cuanto a la percepción actual de su vida, la investigación concluye que los participantes en la encuesta puntúan con 7,5 de media sobre 10 su estado de felicidad actual a pesar de las consecuencias sanitarias y económicas de la pandemia.