El Viogén sigue a 3.804 víctimas de violencia machista en Canarias

02/08/2019

Desde 2007 han entrado en el sistema de protección 37.963 mujeres, unas 3.301 por año. Hay cinco niveles de peligro y en la actualidad hay 312 en riesgo medio, 25 en alto y una en extremo.

El Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Viogén) mantiene 3.804 casos activos en Canarias. Esto es, más de 3.800 mujeres están siendo monitorizadas por los Cuerpos de Seguridad. De ellas, 312 están en «riesgo medio», 25 en «riesgo alto» y una en «riesgo extremo». De media, cada año desde que se implanto [2007], entran en el sistema en Canarias 3.300 víctimas.

Viogén «es una fotografía de un determinado momento. La situación cambia continuamente porque cambian las circunstancias», explica Antonio Sanmartín, jefe de la Unidad de Coordinación contra la Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Canarias.

El sistema «trata de predecir si va a ocurrir o no un episodio de violencia de género», explica Sanmartin, pero «es muy complicado» pese a que continuamente se revisan los algoritmos. «El verdadero problema es el volumen. Una de cada 25 mujeres en Canarias está en Viogén, que es una herramienta de inteligencia, pero cuando tienen [en total] medio millón de víctimas [el sistema en España monitoriza a más de 552.000 mujeres] es complicado, no hay tanta policía. Tenemos que evaluar continuamente el riesgo y en qué víctimas hay mayores posibilidades de que se dé un nuevo hecho de violencia».

Con todo, en ocasiones el sistema se ha puesto en entredicho por si los niveles de riesgo de los que consta [cinco en total] no responden a la realidad. «Viogén es una herramienta imprescindible, no existe otra posibilidad y se está copiando por toda Europa», defiende Sanmartín quien recuerda que «el 75% de las víctimas mortales de violencia machista no estaba en el programa. Es duro cuando ocurre un caso de homicidio, pero si están en el sistema tiene menos posibilidades de que ocurra», afirma.

Siete denuncias

1.012 mujeres han sido asesinadas desde que se hace el recuento [año 2003], según la Delegación del Gobierno para la violencia de Género, y hay un caso en investigación. En lo que va de año han sido 37 víctimas mortales. De ellas solo siete habían interpuesto alguna denuncia previa.

Medidas de protección

El sistema Viogén establece en los casos activos cinco niveles de riesgo, comenzando por el «no apreciado». En este se informa a la víctima de los recursos a su disposición. 1.585 mujeres en Canarias están en esta situación, 864 en la provincia de Las Palmas y 721 en la de Santa Cruz de Tenerife. Cuando se aprecia un nivel de riesgo bajo en el Viogén se mantienen contacto telefónico y/ personal con la víctima de forma «discreta» acordando con ella si se utilizan uniformes o no o vehículos con distintivos. Al agresor se le hace saber que su caso está «sometido a control», si tiene licencia de armas se le requiere la entrega de la misma y del permiso y, si estuviera en la cárcel, se revisarán las salidas penitenciarias. En este caso se encuentran 1.881 mujeres en Canarias, 853 en Las Palmas y 1.028 en Santa Cruz de Tenerife.

Pulsera.

Si el riesgo que se aprecia es «medio», el control ocasional de la víctima se produce en el domicilio, en el lugar de trabajo y en los centros escolares si hubiera menores. También se acompaña a la víctima en las actuaciones de carácter judicial, asistencial o administrativo. Sobre el agresor se insta a la Fiscalía a realizar un seguimiento obligatorio a través de un dispositivo telemático. También se comprueba de forma periódica que cumple con las medidas judiciales impuestas, lo que incluye «el control ocasional» del mismo en el domicilio o lugar de trabajo. 312 mujeres en Canarias se encuentra en este «nivel medio».

Centro de acogida.

Si el caso está catalogado como de riesgo alto y no se ha localizado al agresor, la mejor protección para la víctima es su traslado a un centro de acogida o un domicilio distinto. El control por parte de las fuerzas de seguridad sobre la víctima será «frecuente». Hay 25 casos en Canarias.

Control permanente.

Cuando el riesgo es extremo, la víctima tendrá protección permanente hasta que el agresor deje de ser «una amenaza inminente».

Rutinas.

Además del control policial, a las víctimas se les recomienda adoptar rutinas de seguridad en los desplazamientos, tener preparada una bolsa de emergencia, no mostrarse en redes sociales y bloquear al agresor. Si hay menores, enseñarles a pedir ayuda.

  • 1

    ¿Debería cambiarse el sistema de reparto de plazas en los viajes del Imserso?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados