Borrar
Imagen de archivo de una aula de una escuela infantil. C7
«No traiga a su hijo por la falta de educadora», el repetido mensaje de las escuelas infantiles

«No traiga a su hijo por la falta de educadora», el repetido mensaje de las escuelas infantiles

Los 13 centros dependientes de la Consejería de Bienestar Social sufren una falta crónica de personal, reconoce Francis Candil

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 12 de marzo 2024, 23:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Se ruega a todos los familiares que no trabajen ambos padres/madres, se abstengan de traer a sus hijos/as este viernes por la falta de educadoras. Seguimos teniendo problemas con la nueva contratación de personal». Es el mensaje con el que de forma habitual se encuentran las familias que tienen escolarizados a sus hijos e hijas de 0 a 3 años en alguna de las 13 escuelas infantiles públicas dependientes de la Consejería de Bienestar Social.

«Las sustituciones son un problema histórico para las escuelas infantiles», reconoce el viceconsejero del área, Francis Candil, quien recuerda que lo tienen que hacer, además, a través del Servicio Canario de Empleo.

Las bajas y permisos del personal no se cubren, por lo que no hay quien pueda educar y cuidar a los menores. Intersindical Canaria (IC) ha venido denunciando en los últimos años esta situación, que ha llevado a que algún centro o aulas cierren de forma temporal.

«El problema o falta de personal en estas escuelas no sólo afecta a las educadoras que cuentan con la ratio de niños por edades más alta de Europa, sino también al insuficiente número de personal de limpieza, mantenimiento y cocina o a la ausencia de auxiliares educativas y de comedor», denuncia el sindicato.

Nazaret Alonso (IC), dice que en diciembre se jubilaron dos educadoras de su escuela, «nombraron a una interina y seguimos esperando por la segunda. Hay falta de personal y esto cada vez va a peor», abunda.

Ya en febrero tuvieron una reunión en la Consejería con la intención de que se cree una bolsa de trabajo que responda a la demanda real que tienen las 13 escuelas infantiles, tres en Gran Canaria, ocho en Tenerife y una en La Palma, pero aún no se ha avanzado. Según Candil, hace siete u ocho meses el Gobierno comenzó un proceso para hacer esa bolsa y «un sindicato denunció» y se paralizó. Ahora, añade, «ya está desatascado, pero justo esta semana hay pruebas en Función Pública y nos pidieron retrasar la selección hasta que ellos concluyeran».

Pese a estos inconvenientes, señala Alonso, las familias apoyan estas escuelas. Los centros, a diferencia de las aulas públicas infantiles que ha abierto la Consejería de Educación en los colegios desde el pasado curso, abren también en julio. Y, en realidad, dice, las ratios son más altas, hay una educadora por cada ocho bebés (de 0 a 1 año) y una por cada 16 niños de entre 1 y 2 años con el inconveniente de que no tienen apoyo de una persona auxiliar en las aulas. «El personal es maravilloso y lo da todo, y por eso sale adelante», asegura Alonso, quien reclama que sean atendidas «como un «servicio de primera necesidad».

Si ambos progenitores trabajan, si se puede llevar al menor, pero para ello «hay justificar» que se tiene empleo presentando las dos últimas nóminas».

«Los niños no se terminan de acostumbrar a la rutina del colegio»

«Más que los inconvenientes para nosotros, es un atraso para los niños porque no se terminan de acostumbrar a la rutina del colegio. A estas edades no puedes hacer parones, no aprenden lo necesario», se queja una de las familias afectadas, que ya sufrió el «parón» de diez días a principios de curso por falta de personal y que ahora va goteando. «Ahora van tapando agujeros. Contrataron a una educadora que faltaba, con lo que nos costó, y al poco tuvo una baja y nos quedamos igualmente. Y no solo las educadoras, que si se pone una mala no hay sustitutas, es que hace una semana la cocinera pidió el día de asuntos propios y les pusieron cáterin», lamenta. Esta familia insiste en que el personal «hace más de lo que debe» e intenta «no cerrar o que se queden niños fuera», pero no siempre pueden.

Educación

La cuestión también es saber los motivos por los que estos centros no dependen de Educación. El viceconsejero de Bienestar Social,Francis Candil, sí que se están buscando fórmulas, pero que el problema es que las plantillas tienen categorías diferentes. La delegada de Intersindical Canaria, Nazaret Alonso, señala que para el personal sería más beneficioso, y recuerda que en estas escuelas ahora no hay auxiliares mientras que el las aulas de Educación sí.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios