Imagen del acto oficial de apertura del curso en la Universidad de Las Palmas, durante el discurso de rector, Rafael Robaina. / EFE

Robaina: «El curso 2019/20 ha sido uno de los más intensos y duros que hemos vivido en la ULPGC»

El rector celebra que la institución académica haya logrado adaptarse en tiempo récord a la formación online durante los meses de confinamiento

David Monserrat
DAVID MONSERRAT Las Palmas de Gran Canaria

La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPG), que no pudo celebrar el acto de apertura oficial del curso el pasado mes de septiembre debido a las restricciones sanitarias, acogió finalmente el evento este miércoles, a las 13.00 horas y retransmitido en directo a través de la plataforma Open ULPGC, en la Sala 26 de abril del Rectorado.

El acto contó con la viceconsejera de Educación, Universidades y Deportes del Gobierno de Canarias, María Dolores Rodríguez, junto al rector de la ULPG, Rafael Robaina, y su equipo de gobierno, además de decanos y directoras de centros universitarios, representantes de las coordinaciones de departamentos e institutos universitarios, del Consejo Social, de la Fundación Universitaria y del consejo de estudiantes.

La apertura oficial arrancó con la lectura de la memoria del curso 2019/20 a cargo de la secretaria general, Rosa Rodríguez, seguido de la lección inaugural que en esta ocasión se hizo a través de un video de homenaje a la comunidad universitaria por su actitud durante la pandemia. El acto concluyó con el discurso del rector, Rafael Robaina Romero.

Como era de esperar, durante el acto hubo numerosas referencias a la pandemia del coronavirus y cómo las medidas adoptadas para frenarla han condicionado la vida universitaria desde el pasado mes de marzo. «Cuando celebramos el acto de apertura del curso 2019/20, no imaginábamos cómo iba a cambiar nuestra vida y el funcionamiento cotidiano de nuestra institución a partir del día 13 de marzo de 2020. En un tiempo récord, toda la actividad de la ULPGC, académica y administrativa, se trasladó a modalidad no presencial: este cambio determinó profundamente el desarrollo del resto del curso y la vida del PDI, estudiantes y PAS de esta institución», señaló Rosa Rodríguez, secretaria general de la ULPGC.

«Los 23 centros de la ULPGC continuaron impartiendo 47 títulos de grado y 6 programas de doble titulación a más de 15.000 estudiantes. También continuaron desarrollándose normalmente los estudios de Máster y Doctorado, atendiendo de forma remota la docencia de otros 2000 estudiantes. El curso pudo finalizar, pudieron concluirse de forma satisfactoria las prácticas curriculares de los estudiantes, se celebraron los exámenes de las convocatorias ordinaria y extraordinaria, y se cumplimentaron los trámites administrativos para la expedición de los correspondientes títulos a los estudiantes que finalizaban las distintas titulaciones», añadió Rodríguez.

Con respecto a la habitual lección magistral de la apertura oficial del curso, en esta ocasión fue sustituida por un vídeo de 19 minutos de duración elaborado con diferentes intervenciones de la comunidad universitaria. En este sentido, fue una lección coral de toda la comunidad universitaria, elaborada en base a las aportaciones realizadas en la campaña #CompromisoULPGC, puesta en marcha el pasado mes de abril en las redes sociales institucionales y que contó con la emisión de 38 vídeos en los que se transmitía cómo desde los ámbitos docente, investigador y de gestión se había hecho posible mantener la actividad pese a la pandemia. Así, el vídeo relata cómo en tres días se logró el traslado a la docencia virtual con la ampliación de la capacidad informática, gracias a la implicación de todos los estamentos de la universidad y cumpliendo los exigentes estándares de calidad avalados por la agencia nacional Aneca.

El acto inaugural se cerró con el discurso del rector de la ULPG, Rafael Robaina, quien también se refirió a la situación sanitaria: «Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el curso 2019/20 ha sido uno de los cursos más intensos y duros que hemos vivido, tanto en la ULPGC como en el resto de la universidad española». Robaina explicó que el curso pasado será recordado por estudiantes, docentes y PAS como «el curso que se vio alterado por la covid-19», aunque «no interrumpido, porque la ULPGC tuvo la capacidad de trasladarse la docencia en modalidad no presencial en el corto espacio de veinticuatro horas, adaptando su sistema de enseñanza a un modelo de formación online».

Según Robaina, el curso pasado se dieron «respuestas precisas» a las necesidades de estudiantes y docentes, «inspiradas fundamentalmente en dos objetivos: nadie debía perder el curso como consecuencia de la crisis causada por la pandemia, y la situación que vivíamos no debía suponer un sobrecoste académico a los estudiantes ni a sus familias». Además, añadió el rector, «el personal de administración y servicios continuó realizando sus funciones durante la vigencia del estado de alarma declarado por RD 463/2020 el 14 de marzo: las actividades se mantuvieron sin interrupción, adoptando las medidas por todos conocidas para la contención de los contagios y potenciando el teletrabajo, lo que permitió a un 95% de los trabajadores realizar su jornada laboral desde sus domicilios».

El rector insistió en que el curso pasado supuso «un reto sin precedentes, tal vez de los mayores desafíos que ha afrontado la ULPGC desde su nacimiento». En este sentido, «no ha sido fácil, pero es un orgullo poder afirmar hoy que conseguimos finalizar con éxito el curso, y que seguimos trabajando cada día para superar estas adversas circunstancias en las que nos toca demostrar lo que somos capaces de hacer».

En su discurso, Robaina también tuvo unas palabras de reconocimiento para 37 compañeros del PAS y del PDI, todos ellos miembros de la comunidad universitaria, que se han jubilado y a quienes deseo «felicidad» en esta nueva etapa de sus vidas. «Tradicionalmente les hemos ofrecido en este acto un merecido homenaje y una cálida despedida con la entrega de un detalle, pero las condiciones en las que estamos solo nos permiten reunirnos a unos pocos para celebrar la apertura del curso. Vendrán tiempos mejores, pero en cualquier caso reciban ustedes estas mis palabras de despedida con las que les transmito el cariño de toda la institución», señaló el rector.