Aspirantes a una plaza docente de secundaria en las oposiciones celebradas en 2021 en Canarias. / C7

Oposiciones docentes sin la obligación de presentarse para seguir en las listas

Canarias sacará este año unas 700 plazas de maestros. Hasta 2024 habrá otras convocatorias masivas con el nuevo sistema transitorio que favorecerá a los interinos

TERESA ARTILES Las Palmas de Gran Canaria

La Consejería de Educación del Gobierno canario convocará de forma inminente las oposiciones docentes de este año, cuyo borrador analiza hoy con los sindicatos en una mesa técnica. Una de las grandes novedades será que las y los maestros sin plaza no estarán obligados a presentarse para mantenerse en las listas de empleo y seguir trabajando. El motivo, la próxima aprobación del real decreto que modificará de forma transitoria -hasta el 2024- el sistema de oposiciones del profesorado para favorecer sobre todo que las y los interinos se funcionaricen y se reduzca la alta tasa de temporalidad.

El borrador de la convocatoria de este año, que se regirá por el modelo de oposición actual, contempla una oferta de 409 plazas de maestros y maestras correspondientes a la tasa de reposición de 2020 (cubre bajas y jubilaciones) y es previsible que aumente en unas 300 más si se incluye la tasa de 2021.

Canarias no ofertará en esta convocatoria plazas de estabilización, que se incluirán en las convocatorias extraordinarias con el nuevo sistema que se aplicará de forma transitoria hasta 2024 para reducir la temporalidad y que beneficiará al profesorado interino, ya que se prima la experiencia docente y se suavizan las condiciones de la oposición, como la reducción de tres a dos exámenes y la eliminación del requisito de tener que aprobar el primero para continuar en el proceso selectivo. La previsión es que para cumplir la directiva europea que fija un máximo del 8% de temporalidad se oferten en estos próximos tres años miles de plazas de profesorado en las islas con este sistema.

El Ministerio de Educación prevé aprobar en abril el real decreto con este nuevo modelo, que al facilitar el acceso a una plaza fija al profesorado interino también limita las posibilidades de los nuevos aspirantes y recién titulados. Ministerio y comunidades autónomas pactaron este sistema como unaa daptación al ámbito educativo de la ley estatal de 28 de diciembre aprobada para rebajar en tres años al 8% la tasa de temporalidad pública.

El nuevo sistema recoge dos vías de acceso a una plaza en la enseñanza pública. Por un lado, se convocará un concurso excepcional de méritos para docentes interinos para que los de mayor experiencia puedan acceder a una plaza sin necesidad de hacer ningún examen y donde se valorará, sobre todo, los años trabajados, además de la formación académica y otros méritos.

La otra vía será la convocatoria extraordinaria de oposiciones con el nuevo sistema, a las que podrán presentarse todos los aspirantes, aunque sus requisitos benefician al personal interino. Previsiblimente en 2023 serán las de secundaria y en 2024 las del cuerpo de maestros y maestras. Básicamente, los exámenes se reducen de tres a dos -se elimina la parte práctica y se mantienen la teórica y la de programación- y no será necesario aprobar el primero para seguir en el proceso selectivo. Además, la formación académica contará menos que en el modelo actual y la experiencia dará más puntos.