Borrar
La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, preside la Conferencia Sectorial de Educación que debatió sobre la futura Ebau este martes en Madrid. EFE
La ministra de Educación oficializa ante los consejeros el retraso de un año en la nueva EBAU

La ministra de Educación oficializa ante los consejeros el retraso de un año en la nueva EBAU

Les comunica en la Conferencia Sectorial que el nuevo modelo de selectividad no llegará hasta junio de 2028 y que la prueba del próximo lustro será similar a la actual

Martes, 13 de diciembre 2022, 23:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Ya es oficial. La ministra de Educación comunicó este martes a los consejeros del ramo, reunidos en la Conferencia Sectorial, lo que sus altos cargos ya anticiparon hace diez días a sus homólogos autonómicos. Pilar Alegría ha decidido retrasar la implantación de la nueva EBAU, la selectividad adaptada a los contenidos de la Lomloe, un año: será finalmente hasta junio de 2028. Los primeros en inaugurar la futura prueba de acceso a la universidad ya no serán los alumnos que ahora cursan segundo de la ESO, como se anunció a finales de julio, sino los que están en primero.

Fueron de hecho los propios Gobiernos autonómicos, los representantes de 15 de las 17 comunidades -todas salvo Madrid y Castilla y León-, quienes pidieron el 2 de diciembre pasado, durante una reunión técnica con el ministerio, retrasar la implantación de la nueva EBAU por las muchas discrepancias sobre el modelo propuesto y para dar tiempo a intentar un mayor consenso. Alegría anticipó pocas horas después que aceptaba la demanda, porque el aplazamiento de un año permitirá ver cómo evoluciona el nuevo estilo de docencia implantado desde este curso con la Lomloe, centrado en el aprendizaje por competencias más que en lo memorístico.

Madrid y Castilla y León no se sumaron a la demanda general no porque no les pareciese bien el aplazamiento sino porque no están dispuestas a negociar nada con Educación, ni ahora ni más tarde salvo que la selectividad se convierta en una prueba única nacional, petición que socialistas y nacionalistas descartan. De hecho, lo que trasladaron fue la posición oficial del PP, que anunció que no volverá a participar en mesa técnica alguna para el diseño de la nueva EBAU salvo que sea para implantar la prueba única estatal.

La petición masiva se produjo después de que profesores de Lengua y Literatura, de Filosofía, examinadores de selectividad, escritores e incluso la Real Academia Española solicitasen a los ministerios de Educación y Universidades que se replanteasen la reforma de los exámenes propuesta en el borrador dado a conocer en julio, por entender que rebajaba el nivel de exigencia y los conocimientos de los alumnos sobre estas materias.

Sin período de transición

Alegría no solo retrasa la implantación de la nueva EBAU un año sino que, siguiendo el criterio mayoritario acepta que los cambios que sufrirán estas pruebas en los próximos cinco años, hasta la reforma definitiva, sean mínimos. El período de transición previsto en el borrador (2024 a 2026) se queda en nada.

Tenía como gran novedad la puesta en marcha de la versión 'light' de la polémica prueba general de madurez académica, que inicialmente fusionaría en un solo examen con preguntas cortas las materias de Lengua Castellana y Literatura e Idioma Extranjero, pero este formato ya no se usará hasta la transformación de 2028. En otras palabras, la EBAU de los próximos cinco años será muy similar a la actual, con el cambio probable de reintroducir Historia de la Filosofía en las pruebas comunes, rescatada como asignatura obligatoria de segundo de Bachillerato por la Lomloe, y la introdución progresiva de ejercicios de tipo competencial.

El replanteamiento que hoy oficializó la Conferencia Sectorial de Educación incluye un tercer cambio sobre el borrador de julio. La prueba general de madurez, que tenía previsto fusionar para 2027 todas las asignaturas comunes -Lengua Castellana y Literatura, Idioma Extranjero (y cooficial si la hubiese), Historia de España e Historia de la Filosofía-, ya no supondrá el 75% de la nota de la EBAU, como decía el borrador estival, sino que cuando se implante el nuevo formato, si al final lo hace, valdría el 60%.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios