La suspensión del requisito del B1 afecta a 27 grados de la ULPGC

15/05/2018

Sólo diez carreras de la universidad tienen el idioma extranjero en sus planes de estudios. El resto del alumnado no tendrá que tener acreditado el nivel para poder graduarse y obtener el título

La suspensión cautelar de la exigencia de tener acreditado un nivel B1 en lengua extranjera para graduarse afecta al alumnado de 27 grados impartidos en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Otras diez carreras tienen el inglés dentro de su plan de estudios, por lo que los estudiantes deben tener aprobada la asignatura –lo que le certifica el nivel– para obtener el título.

El rector de la institución académica, Rafael Robaina, firmó la pasada semana una resolución para eliminar al menos de forma temporal y ya desde este curso la exigencia del idioma para graduarse por el «tapón» de estudiantes que, con todas las asignaturas de sus titulaciones aprobadas, no tenían su título por no cumplir con el requisito en lengua extranjera. El Consejo de Estudiantes del centro grancanario ha aplaudido la decisión del Rectorado, una medida que venía pidiendo desde hace tiempo.

La ULPGC sí exige este nivel de inglés en algunos de sus másteres oficiales –en algunos el B2–, pero no tiene una norma que se aplique a todas sus titulaciones de posgrado. Se da el caso que la otra universidad pública de Canarias, la de La Laguna, no ha contemplado nunca este requisito para sus estudiantes de grado.

Robaina afirmó que la existencia de este requisito es una de las razones que lastran a la ULPGC en los ranking en el área de docencia y aprendizaje, arrastrándola hasta la cola, ya que hace bajar la tasa de graduados aunque los estudiantes lo hayan aprobado todo. También mencionó para cambiar «en el próximo curso» las normas de permanencia y el hecho de que corran las convocatorias aunque los estudiantes no se presenten a los exámenes.