Salomé Falcón estudiando en la Biblioteca Pública del Estado de la capital grancanaria. / COBER

«Ha sido un año estresante, pero voy preparada»

10.737 estudiantes inician hoy en Canarias la selectividad, que vuelve a estar marcada por la pandemia. Ayer apuraban las últimas horas en las bibliotecas

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

Más de 10.700 jóvenes canarios habrán pasado una noche extraña. Hoy se enfrentan a la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), una prueba que les dará la oportunidad de estudiar la carrera que desean. Pero, por segundo año consecutivo, el curso ha estado marcado por la pandemia. ¿Se han preparado bien? ¿Ha sido mejor que el anterior porque sí han tenido clases presenciales? «Ha sido un curso estresante, más que primero (de Bachillerato) y mucho más que la ESO, pero creo que estoy preparada», decía ayer Salomé Falcón Mirabal (18 años). Su objetivo es entrar en Psicología o en Magisterios, aún no tiene claro cuál de las dos prefiere y confía en que la nota elija por ella. Para ambas, sin embargo, necesita «cerca de un 10». Por eso apura las ultimas horas antes de la EBAU en la Biblioteca Pública del Estado, en la capital grancanaria rodeada de apuntes y rotuladores para marcar lo que no debe olvidar.

La sala de lectura del edificio que mira a la Avenida Marítima está llena de jóvenes. Mientras ellos repasan para la EBAU en el segundo piso los rastreadores se afanan por encontrar contactos estrechos de positivos covid-19.

Este año, la ventaja, señala Salomé Falcón, es que sí han tenido «eso lo agradezco mucho», afirma. Con todo, reconoce que tras ocho meses sin pisar las aulas tanto a ella como a buena parte de sus compañeros les costó entrar de nuevo en la dinámica de la clase presencial «nos costaba más concentrarnos. Ya nos habíamos acostumbrado a hacer las cosas en el ordenador», asegura.

Unas mesas más allá se sienta Álvaro Calderín (18 años). Al preguntarle cómo lo lleva baja la cabeza: «Mañana te lo digo», responde. Ha sido menos previsor que Salomé, quizás, reconoce, porque lo que quiere estudiar en Administración y Dirección de Empresas (ADE) y la nota de corte es un cinco. Le basta con aprobar. «Me he tomado un verano adelantado», afirma. Ahora sí se ha puesto en serio a estudiar.

De los 10.737 estudiantes canarios que se presentan a la EBAU 5.945 realizarán la prueba en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Y de ellos, 678 solo se presentan a la llamada fase de opción, es decir, ya hicieron los exámenes en otra convocatoria, pero quieren subir nota. En ese caso están Bibiana Moreno Rodríguez y Carlos Nuez, ambos tienen 20 años y ambos necesitan subir «décimas». La primera busca tres décimas, para pasar de un 9,5 a un 9,8. Quiere hacer Magisterio. El segundo solo necesita una más, tiene un 6 y necesita un 6,1 para matricularse en Bellas Artes. Bibiana está convencida de que esta vez sí lo logrará. Además, «ya vivimos esta prueba, ahora la única novedad son las medidas covid, pero voy más tranquila», explica. Carlos lleva varias semanas repasando y también confía en subir nota.

Ambos coinciden en la Biblioteca Insular. Aquí hay menos gente. Todavía es necesario reservar hora, aún así a la hora de entrar se forman algunas colas.

La EBAU se extenderá desde hoy hasta el sábado, al dividirse el alumnado en la fase general entre ciencias y letras. En la ULPGC el grueso del alumnado se examinará en el campus de Tafira, aunque hay exámenes en varios institutos del norte y sudeste de la isla y se utilizará también ExpoMeloneras. Como el pasado año, siguen vigentes las medidas para prevenir los contagios de covid-19 y por SMS cada alumno sabe a qué centro y a qué aula debe acudir.