Alumnado del colegio León y Castillo de la capital grancanaria en el primer día de clase del curso pasado. / JUAN CARLOS ALONSO

Los colegios canarios inician las clases con 25.080 escolares menos que hace diez años

Infantil y Primaria concentran la caída de la matrícula en las islas, con un 3,5% de alumnado menos que el año pasado. La bajada es del 17,9% respecto al curso 2011-12

TERESA ARTILES Las Palmas de Gran Canaria

La caída constante de la natalidad en Canarias en la última década se ha trasladado a las aulas, con un importante descenso del alumnado matriculado en las dos primeras etapas educativas. Los colegios públicos de las islas arrancarán el jueves las clases con 114.558 escolares -34.057 en Infantil y 80.501 en Primaria-, 4.177 menos que el curso anterior, lo que supone una caída del 3,5%. La diferencia aumenta hasta los 25.080 estudiantes si se toma como referencia el curso 2011-12, con una bajada porcentual del 17,9%.

Según loa datos de la Consejería de Educación del Gobierno canario, provisionales a falta de las incorporaciones de septiembre, el conjunto de la enseñanza pública no universitaria de Canarias iniciará este curso con 246.572 estudiantes, 5.905 menos que el año anterior, pero el descenso de la matrícula se concentra en Primaria, con una pérdida de 2.820 escolares -un 3,38%- , e Infantil, con 1.357 niños y niñas menos, lo que representa una caída del 3,8%. Respecto a diez cursos atrás, los colegios han perdido un 24,19% de alumnado en Infantil, al contabilizar este año 10.872 menos que en 2011, y un 15% en Primaria, con un descenso de 14.280 matrículas.

Además de la caída constante de la natalidad -en 2020 nacieron en el archipiélago un 28,2% de bebés menos que en 2010-, otro factor que puede influir en el descenso de matrícula, aunque menos, es la probable marcha de familias de otros lugares de origen de las islas por la crisis económica derivada de la covid.

Los institutos no bajan

Los institutos públicos canarios todavía no reflejan este impacto de la caída de la natalidad, e incluso experimentan un incremento del alumnado en algunas etapas. Así, en la ESO hay matriculados este curso 67.514 estudiantes, 530 menos que en 2020; 29.433 en bachillerato, con 2.277 más que el año pasado; y 35.067 en FP, 3.475 menos. Sin embargo, los datos en formación profesional pueden variar al alza de forma significativa, ya que muchos estudiantes se matriculan en septiembre.

Todas las etapas de secundaria han aumentado su alumnado si se toma como referencia diez años atrás: en la ESO habrá este curso en los institutos públicos 3.111 alumnos y alumnas más que en 2011, lo que supone un aumento del 4,8%; en bachillerato la subida se sitúa en 3.954 estudiantes, un 15,5% más; el mayor aumento se da en FP, que ha ganado 8.498 matrículas respecto al curso 2011-12, un 32% más, cifra que además puede aumentar con los datos definitivos, que se tendrán en noviembre.