Borrar
Foto de archivo de un aula en un instituto de secundaria. EFE
El alumnado repetidor repunta en Canarias, pero sin alcanzar los niveles prepandemia

El alumnado repetidor repunta en Canarias, pero sin alcanzar los niveles prepandemia

El archipiélago registró el curso pasado una tasa del 6,4% en la ESO y del 5,3% en Bachillerato, el doble que en el anterior, marcado por las medidas excepcionales de evaluación por la covid

Teresa Artiles

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 7 de abril 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El número de estudiantes repetidores en la enseñanza no universitaria de Canarias aumentó el curso pasado y se dobló en etapas como la ESO y Bachillerato, pero aún así la tasa de alumnado que no promociona sigue por debajo de los niveles prepandemia.

En el curso 2021-22 en el archipiélago la tasa de repetidores pasó del 3,1% al 6,4% en la ESO, del 2,4% al 5,3% en Bachillerato y del 0,3% al 1,2% en Primaria.

A pesar de este fuerte incremento, los porcentajes del alumnado repetidor en las islas siguen por debajo del último curso precovid: en septiembre de 2019 en las aulas canarias había un 9,4% de estudiantes que repetía curso en la ESO, un 6,8% en Bachillerato y un 1,6% en Primaria.

La estadística publicada esta semana por el Ministerio de Educación recoge el alumnado repetidor del curso pasado, lo que refleja la decisión de los equipos docentes al final del año académico 2020-21, el segundo en pandemia y el siguiente a las medidas inéditas que se tuvieron que adoptar tras el cierre abrupto de las aulas en marzo de 2020 por el estado de alarma y el confinamiento.

Por estas circunstancias extraordinarias el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas decidieron que por norma pasaría de curso todo el alumnado y solo se repetiría en casos muy excepcionales.

El porcentaje de alumnado canario que no pasa de curso está por debajo de la media estatal, donde la tasa de repetidores también experimentó un sensible ascenso el curso pasado: ha pasado del 1,2% al 2,1% en Educación Primaria; del 4,2% al 7,6% en la ESO, y del 3,4% al 6,9% en Bachillerato.

Medida ineficaz

La repetición ha sido y sigue siendo uno de los grandes problemas del sistema educativo español, con tasas muy por encima de la media europea salvo el curso del cierre de aulas por la pandemia.

Los informes educativos, entre ellos el PISA, recalcan que repetir es una medida ineficaz porque no supone una mejora en los años posteriores del alumnado afectado.

Además, castiga más a quienes menos tienen, lo que aumenta la desigualdad. Un informe de Save The Children en base a los datos de PISA alertaba de que el alumnado más desfavorecido repite cuatro veces más que el que vive en familias con recursos.

La nueva ley educativa, la Lomloe, tiene como uno de sus objetivos reducir la tasa de repetidores y multiplicar los refuerzos educativos para el alumnado que pase de curso con necesidades y carencias en su aprendizaje. Canarias es una de las comunidades que aplican la ley y no han aprobado medidas para endurecer los criterios de evaluación que establece la norma estatal.

La nueva reforma educativa contempla que la repetición debe seguir siendo excepcional y, salvo en Bachillerato y FP, no establece un máximo de asignaturas no superadas para no promocionar. La decisión queda en manos de los equipos docentes, que deben valorar la consecución de objetivos y la adquisición de competencias del estudiantado.

Más en primero

En la Educación Secundaria Obligatoria, etapa que se toma como base para analizar la tasa de repetidores, el mayor porcentaje de alumnado que no promociona se concentra en el primer curso, un año difícil por la transición desde los colegios de Primaria.

Así, según la estadística publicada esta semana por el Ministerio de Educación iniciaron el curso 2021-22 un 7,5% de estudiantes de primero de la ESO que repetían, por un 6,6% en segundo, un 6,4% en tercero y un 5,1% en cuarto.

Por sexo del estudiantado, ellas tienen más éxito escolar: en el conjunto de la ESO había el curso pasado en Canarias un 7,7% de alumnos repetidores por un 5,1% de alumnas. En Bachillerato la diferencia es aún mayor: ellas arrastran una tasa de repetición del 3,9% por el 6,8% de los chicos.

Centros públicos y privados

En los centros públicos, con más alumnado y más diverso, se repite más que en los privados en todas las etapas de la enseñanza no universitaria de las islas.

Según los datos del curso pasado, en la ESO la tasa de repetición era del 7,8% en la escuela pública por el 2,1% en la privada. Lo mismo pasa en el Bachillerato, con unos porcentajes de repetidores del 6% y del 1,2%. En Primaria, donde prácticamente todos los escolares pasan de curso, también hay diferencias, con el 1,5% y el 0,6%.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios