Jóvenes en las inmediaciones de los institutos de la calle Tomás Morales. / JUAN CARLOS ALONSO

¿Desde qué edad se es joven? Juventud y el CES discrepan por rebajar el límite a los 12 años

El Gobierno canario prepara una ley en la que incluye al alumnado de la ESO y el Consejo Económico y Social lo rechaza en su dictamen

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO Las Palmas de Gran Canaria

¿A qué edad se deja de ser un niño o niña y se es adolescente? ¿Cuándo se convierte en joven? Hasta ahora en la ley se consideraba joven a las personas de entre 14 y 30 años, pero la Dirección General de Juventud quiere ampliarla y en el Anteproyecto de Ley de Políticas de Juventud de Canarias se refiere a las personas de entre los 12 y los 30 años una idea que no apoya el Consejo Económico y Social (CES) de Canarias.

Es más, en su dictamen sobre el anteproyecto, aunque reconoce que «no existe una definición internacional universalmente aceptada del grupo de edad que comprende» la juventud, se decanta por rechazar la propuesta. El CES cree «pertinente mantener la edad mínima en el nivel actual, establecido en los 14 años, e igualmente, mantener la edad máxima en la establecida y propuesta por la norma, de 30 años».

Pero es un dictamen consultivo, por lo que Juventud, afirma la directora general del área, Laura Fuentes, va a seguir adelante con su propuesta.

¿Por qué a los 12 años?

«Fue una petición de los cabildos de El Hierro, Fuerteventura, La Gomera y de La Palma y de muchos ayuntamientos pequeños. Son propuestas expresas de las islas no capitalinas y zonas rurales. En mi opinión el mero hecho de que con 12 años se entre al instituto, tu realidad no es la misma que en el colegio y con 12 años todos estamos estudiando. Estás con pibes de 18 años y necesitamos trabajar antes con estos chicos y chicas», explica Fuentes.

Problemas que se detectan antes

La responsable de Juventud afirma que «la ley más vanguardista» en estas políticas es la de Valencia «y empezaron a detectar problemas en índices estadísticos. Por ejemplo que pibes de 8 a 10 años empiezan a ver porno. Que los problemas de violencia machista empiezan con 12 o 13 años, que el acoso escolar, el bullying cada vez comienza antes, con 12, 13 o 14 años y no 16 o 17, luego hay que empezar a tratar la violencia mucho antes. Problemas que había antes de la pandemia han empeorado, como la gestión de las emociones que acaban derivando en problemas de salud mental. La pandemia lo ha agravado y uno de los remedios es empezar antes».

Infancia vs Juventud

Para el CES «ha de tenerse presente la existencia, dentro del departamento promotor de la norma, de la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia, centro directivo específicamente destinado a la atención a la infancia, la familia y a los menores, tal como se contiene en su reglamento orgánico. Ello hace necesario, en particular en las transiciones entre las distintas etapas, estableciendo un imprescindible encaje de los solapamientos que, por fuerza, se darán en ámbitos concretos».

Sin embargo Fuentes reconoce que Infancia se vuelca en menores tutelados, menores no acompañados y vulnerables, pero no tiene recursos para este tipo de programas y que con el anteproyecto de ley se está intentando «ponernos en la vanguardia del Estado, igual que Valencia, donde han rebajado la edad a los 12 años y funciona». De hecho, continuó, « El País Vasco y Cataluña también van a modificar sus leyes de juventud y ambos territorios quieren bajar a los 12 años».

La idiosincrasia de las islas no capitalinas

A esto se suma, explica Fuentes, «que si la mayoría de concejalías y consejerías de islas no capitalinas hacen políticas de juventud de 14 a 30 años, en el Hierro, por ejemplo, solo será para gente de entre 14 y 18 porque a los 18 se van a las islas capitalinas a estudiar. Muchos nos decían que hacían una formación y aunque en el cartel ponga de a partir de 14 años dejen apuntarse a gente de 12. Y por otro lado, la juventud se ha prolongado, muchas veces seguimos estudiando hasta los 28 o 30 años, no podemos echar de las formaciones a gente de 31 o 32. Al final es un servicio público y un derecho subjetivo», añade.

En Valencia, donde la ley lleva en vigor ya tres años, «se han reducido los problemas sanitarios en menores» gracias a la formación. En Canarias Juventud lleva tres programa sobre igualdad, diversidad y uno de educación afectivo sexual. «Van muy bien, aunque se escuchan muchas cosas desagradables como personas trans acosadas». Todo ello, continúa la directora general de Juventud, se podría mejorar formando antes.

Antes del verano, en el Parlamento canario

La directora general de Juventud, Laura Fuentes explicó que están esperando los últimos informes, entre ellos el del Consejo de la Juventud de Canarias, que estará previsiblemente listo después de Semana Santa, y el jurídico, por lo que el anteproyecto entrerá en el Parlamento canario «a finales del verano». Tras ello la responsable de Juventud espera que la nueva ley vea la luz a finales de año.

Fuentes entiende que la nueva ley podrá cubrir un gran hueco dado que la mayoría de los ayuntamientos no tienen concejalías de juventud o están unidas «a festejos» . «En exclusividad práctimente nadie» tiene Juvetud, asegura. Y el problema no es que esté unida a otras áreas, sino la falta de personal técnico que sepa de políticas de juventud.

Con la ampliación de Juventud a los 12 años, lo que representa a unas 200.000 personas más, Fuentes también espera una ampliación del presupuesto. «No es llegar al 5% de Educación, pero sí algo más que en la actualidad», señala

«Nos planteamos duplicar el presupuesto, que es muy humilde, y que también lo hagan en ayuntamientos y cabildos. Este año ya subió un 18%, pero sigue siendo insuficiente», reconoce. «Juventud tiene un efecto complementario de Sanidad, Educación, Derechos Sociales», señala.