Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 25 de junio
Imagen de Juan José María en los primeros días de sus vacaciones en México (derecha) y posteriormente entubado en un centro médico de la ciudad de Monterrey. C7
Dos turistas canarios, atrapados en México por una 'encrucijada' médica de 90.000 euros
Vacaciones de pesadilla

Dos turistas canarios, atrapados en México por una 'encrucijada' médica de 90.000 euros

Fueron a visitar a su hija, instalada en Monterrey desde hace un año, y el padre terminó siendo ingresado en un centro privado por varios trombos | El seguro de viaje que habían contratado no ha cubierto ninguno de los tratamientos, teniendo que pedir dinero prestado la pareja

CANARIAS7

Las Palmas de Gran canaria

Lunes, 6 de mayo 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La vida del tinerfeño Juan José María González de Chaves Dreyer, conocido por sus amigos como Hansi González, dio un vuelco cuando decidió viajar a Monterrey (México) el pasado 14 de marzo junto con su mujer Carolina para visitar a su hija. Lo que parecía un idílico trasladado para conocer el país y volver a reunirse con su hija María Victoria en este enclave azteca terminó convirtiéndose en toda una pesadilla, quedando ambos literalmente atrapados en una inesperada encrucijada sanitaria que se eleva ahora hasta los 90.000 euros.

Juan José, de 76 años, llegó al estado regiomontano en perfectas condiciones físicas, tal y como ha asegurado en Radio Club Tenerife. Sin embargo, días después comenzó a encontrarse mal y tuvo que ser ingresado en un hospital privado con múltiples problemas de salud, incluyendo trombos en la pierna y complicaciones pulmonares.

El seguro de viaje que habían contratado, con una póliza 60.000 euros, no ha servido para cubrir ninguno de los tratamientos que está recibiendo desde entonces. Desde la entidad alegan que la enfermedad de Hansi ya existía antes del viaje.

«Están pasando por los peores momentos de su vida, debido a una inesperada y crítica situación de salud desarrollada al otro lado del mundo, lejos de su hogar en Tenerife«, recalca su hija desde el enlace web habilitado para recaudar fondos.

«El 31 de Marzo, ya estando en Monterrey, mi padre comenzó a sentirse mal, con mucho cansancio, tos y falta de aire al respirar. Pensando que esto podría ser una gripe o catarro, acudimos a una consulta médica en un hospital y se le recetaron varios medicamentos. Tras varios días, el día 10 de abril mi padre empeoró y regresó a una consulta médica, esta vez en una clínica externa, donde perdió la sensibilidad total de su pierna derecha durante varios minutos«, relata María Victoria.

En su pierna derecha encontraron varios trombos a nivel de la ingle, y se determinó que sus pulmones estaban colapsados. Tras dos días internado, sus síntomas empeoraron y tuvo que ser trasladado a la UCI. La pierna derecha empezó a perder la circulación rápidamente y su pie comenzó a ponerse de color negro, con riesgo de requerir ser amputada desde la cadera. Sus pulmones empeoraron y tras varios estudios se diagnosticó que tenía una hemorragia alveolar difusa (sangre en los pulmones).

Se le hizo una trombectomia quirúrgica en la pierna para poder extraer los trombos, sin embargo es un procedimiento temporal que se tuvo que llevar acabo debido a su crítica situación de salud. «Mi padre va a requerir una nueva operación en su pierna llamada angioplastia y colocación de stent, lo cual es muy costoso y sobrepasa los 15.000€, pero esto es necesario para poder salvar su pierna«, señala María Victoria.

Sin embargo, lo más grave de la salud de mi padre son sus pulmones. Se le dieron numerosos medicamentos, a demás del uso de una mascarillas de oxígeno no invasiva, para que de este modo sus pulmones mejoraran. Tras varios días se vio una pequeña mejoría, sin embargo tras 15 días en la UCI sus pulmones dejaron de mejorar y continúan en estado crítico.

90.000 euros gastados... y 60.000 más para salir

«Debido a la cantidad de días en la UCI, el estrés del cuerpo a tanta medicación y la crítica condición de salud, los médicos decidieron el pasado 25 de abril entubar y sedar a mi padre para que su mejoría no se viese afectada por su salud mental, que cómo entenderán tras tantos días comenzó a agobiarse y desesperarse, lo cual empeoró la situación», agrega su hija.

Tras 20 días en el hospital privado tuvieron que pagar una cuantía que ascendía a los 90.000€ (1.620.000 pesos mexicanos) teniendo que pedir dinero prestado y endeudarnos ante la grave situación. «Mis padres habían contratado un seguro de viaje, sin embargo el seguro no se quiere hacer cargo de la póliza, alegando que la enfermedad de mi padre ya venía desde España, pero nadie sale de viaje estando enfermo», argumenta.

«Debido a que ya no tenemos más recursos económicos, tuvimos que trasladar a mi padre a un hospital público, donde la atención no es la misma y todo es mucho más lento. Aún seguimos teniendo que pagar medicamentos y los tratamientos que aún faltan para que mi padre se pueda recuperar», recalca con preocupación María Victoria.

Desde la web creada han conseguido recaudar 22.031 dólares (20.440 euros) gracias a un total de 252 donativos. Aún así, la familia necesita llegar a la cifra de 60.000$ para poder llevar a Juan José María y a Carolina sanos a Tenerife. «Cualquier donación, por muy pequeña que sea, nos puede ayudar para que mi padre pueda regresar a casa», concluye su hija.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios