Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 15 de junio
Un hombre teletrabaja en casa. Efe
La digitalización en la pandemia aceleró las ciberamenazas y la desinformación

La digitalización en la pandemia aceleró las ciberamenazas y la desinformación

Durante el confinamiento aumentó un lustro la adopción de hábitos digitales de los españoles, según el informe Sociedad Digital 2020

Isaac Asenjo

Madrid

Miércoles, 2 de junio 2021, 23:07

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La pandemia logró acelerar cinco años la adopción de hábitos digitales de los españoles en el hogar y las empresas. El mundo es ya mucho más digital que hace solo un año y se ha confirmado que la conectividad es vital para el desarrollo económico. Estas son algunas de las conclusiones que se extraen del 'Informe Sociedad Digital en España: el año en que todo cambió', editado por Fundación Telefónica relativo al ejercicio 2020-2021. Un periodo de tiempo que cambió nuestras vidas y marcó todos los ámbitos y hábitos sociales, culturales y psicológicos.

La crisis sanitaria ha provocado que incrementemos el tiempo que dedicamos a actividades digitales y exista un cambio de paradigma en diferentes frentes. En los hogares españoles, la pandemia ha contribuido a acelerar la digitalización en aspectos clave como la formación on line, el teletrabajo, las compras electrónicas, el incremento de las videollamadas o el aumento del consumo de contenido multimedia. El teletrabajo era hasta hace poco una modalidad minoritaria en la agenda laboral española y se ha convertido en una tendencia que ha llegado para quedarse, según las profesiones.

El 66% de las empresas españolas opina que el trabajo en remoto ha mejorado la productividad.

Cuando se desató la crisis del coronavirus, el porcentaje trabajadores que empezaron a desempeñar sus labores de modo remoto pasó del 5% al 34% de modo súbito. La experiencia parece haber sido positiva, ya que solo un 23,8% de los usuarios del teletrabajo declaró haber experimentado alguna dificultad al realizar una labor desde casa. Asimismo, el 66% de las empresas españolas opinan que el trabajo en remoto ha mejorado la productividad corporativa.

En el ámbito de la empresa se ha producido un crecimiento en tecnologías como la inteligencia artificial, el IoT, la robótica o los servicios en la nube. Esta nueva era digital requiere una fuerza de trabajo digital y la Comisión Europea establece que la demanda de trabajadores formados en informática y telecomunicaciones crece un 4% anual, de forma que calculó que en 2020 el mercado europeo se enfrentaba a una carencia de 756.000 expertos TIC.

El 34,4% de los usuarios de internet accedió a formación online durante 2020. Durante los meses de confinamiento, el 54,5% de los usuarios de internet que utilizó su conexión para acceder a servicios de formación asistió a clases online de educación reglada.

La Comisión Europea calculó que en 2020 el mercado europeo se enfrentaba a una carencia de 756.000 expertos TIC

La parte menos buena del aumento de la digitalización es que los ciudadanos están más expuestos a las ciberamenazas - los ciberataques a protocolos de escritorio en remoto se dispararon un 242% - y a la desinformación. El desconcierto y el miedo han hecho que la población asuma noticias falsas como reales e ignore, en ocasiones, los consejos científicos y gubernamentales. Según un estudio de la Universitat Ramon Llull, la crisis sanitaria aumentó la demanda de información y el 80% de los encuestados reconoció haber recibido noticias falsas o de dudosa veracidad sobre el coronavirus y a casi el 65% le habían llegado a través de las redes sociales o servicios de mensajería instantánea.

El boom de la videollamada y la mensajería instantánea

Igualmente, 2020 ha supuesto un cambio radical en los hábitos diarios de consumo y de ocio así como en la manera de relacionarnos. Los usuarios que utilizan internet varias veces al día pasaron del 74,9% en 2019 al 81% en 2020. El incremento del uso de internet se ha apreció en mayor medida entre las personas de más edad, que han aprovechado su conexión para mantener el contacto con sus familiares y amigos durante las etapas de aislamiento y acceder a contenidos de ocio y entretenimiento.

Nuestros contactos han sido en gran parte virtuales y se produjo un boom de la videollamada. Estas pasaron del 55,1% en 2019 al 77,7% en 2020 convirtiéndose en un recurso fundamental para el teletrabajo, las clases online y la comunicación de las familias. Además, España es uno de los países de Europa occidental, solo superado por Italia y Finlandia, donde más ha aumentado el uso de mensajería instantánea en el último año. El número de usuarios de este tipo de aplicaciones aumentó un 6,6% respecto de 2019 y hasta el 92,3% de los usuarios de smartphone hace uso de aplicaciones de mensajería por lo menos una vez al mes.

Otras de las claves del informe ha sido que el 62,3% de los usuarios de internet han visualizado contenido multimedia en 2020 y el 60,6% ha escuchado música, programas de radio o pódcasts online. En el primer caso, el crecimiento respecto a 2019, 10,4 puntos, ha sido muy notable, convirtiendo el visionado de contenido multimedia como la principal actividad de ocio que los españoles realizan a través de internet. Un dato destacable ha sido el fuerte incremento de personas mayores de 65 años accediendo a contenido multimedia a través de internet. Pasa pasan del 15,8% en 2019 al 35,4% en 2020. Entre los 55 y los 64 años el crecimiento es de 17,6 puntos (del 26,5% al 44,1%).

La tercera gran actividad vinculada al ocio digital, el juego online, también ha experimentado un destacado avance. Casi 1 de cada 4 internautas (23,9%) jugó a videojuegos online en 2020, 5,8 puntos más que en 2019. El porcentaje de mujeres que juega online ha crecido 8,4 puntos en 2020, el de hombres solo aumentó 3,1 puntos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios