Desmontando los falsos mitos estéticos

07/06/2019

IKIGAI by Hospitales San Roque ofrece un amplio abanico de alternativas estéticas personalizadas.

Nuestro aspecto influye en nuestra autoestima y condiciona la forma en la que interaccionamos con nuestro entorno social. La Cirugía y Medicina Estética tienen como objetivo mejorar o incluso modificar algunas características anatómicas, tanto a nivel facial como corporal, con el objetivo de que tenga un aspecto más atractivo y juvenil. Para ello, se pueden utilizar diferentes técnicas quirúrgicas que logran resultados más llamativos, o técnicas mínimamente invasivas como rellenos de ácido hialurónico y tecnología láser El tipo de tratamiento se elige en función del diagnóstico de inicio, las características del paciente y el tipo de resultado que se desea, pero siempre se trata de un tratamiento personalizado y adecuado para cada persona.

En torno a la ciencia estética existen muchos falsos mitos sobre la eficacia de determinadas intervenciones o tratamiento. Uno de esos mitos radica en que sólo la cirugía consigue buenos efectos, pero restando naturalidad y modificando los rasgos que definen nuestro rostro o nuestro cuerpo.

No es cierto, y por eso a continuación rompemos algunos de los falsos mitos sobre la Medicina Estética aportando información veraz y contrastada sobre distintos tratamientos de la mano de los expertos médicos de IKIGAI, los doctores Jaime Ospina, Enrique Carmona, Eloi Funtané, Guacimara García y Yovanny Salar.

Nuestro aspecto influye en nuestra autoestima y condiciona la forma en la que interaccionamos con nuestro entorno social. La Cirugía y Medicina Estética tienen como objetivo mejorar o incluso modificar algunas características anatómicas, tanto a nivel facial como corporal, con el objetivo de que tenga un aspecto más atractivo y juvenil. Para ello, se pueden utilizar diferentes técnicas quirúrgicas que logran resultados más llamativos, o técnicas mínimamente invasivas como rellenos de ácido hialurónico y tecnología láser El tipo de tratamiento se elige en función del diagnóstico de inicio, las características del paciente y el tipo de resultado que se desea, pero siempre se trata de un tratamiento personalizado y adecuado para cada persona.

En torno a la ciencia estética existen muchos falsos mitos sobre la eficacia de determinadas intervenciones o tratamiento. Uno de esos mitos radica en que sólo la cirugía consigue buenos efectos, pero restando naturalidad y modificando los rasgos que definen nuestro rostro o nuestro cuerpo.

No es cierto, y por eso a continuación rompemos algunos de los falsos mitos sobre la Medicina Estética aportando información veraz y contrastada sobre distintos tratamientos de la mano de los expertos médicos de IKIGAI, los doctores Jaime Ospina, Enrique Carmona, Eloi Funtané, Guacimara García y Yovanny Salar.

Envejecimiento Activo
Envejecimiento Activo

Cómo nos cuidemos y los tratamientos que elijamos antes de la aparición de los signos del envejecimiento son claves para el abordaje posterior. La cirugía es una alternativa, pero hay otros tratamientos previos que ayudan a retrasar esos signos y posponer las intervenciones quirúrgicas. El catálogo de tratamientos incluye la toxina botulínica, los rellenos de ácido hialurónico, la mesoterapia con vitaminas, la radiofrecuencia facial y corporal para la flaccidez o la depilación láser, entre otros. Todo ello, por supuesto, bajo la supervisión de médicos especialistas cualificados y profesionales expertos que garantizan los mejores resultados.

Cómo nos cuidemos y los tratamientos que elijamos antes de la aparición de los signos del envejecimiento son claves para el abordaje posterior. La cirugía es una alternativa, pero hay otros tratamientos previos que ayudan a retrasar esos signos y posponer las intervenciones quirúrgicas. El catálogo de tratamientos incluye la toxina botulínica, los rellenos de ácido hialurónico, la mesoterapia con vitaminas, la radiofrecuencia facial y corporal para la flaccidez o la depilación láser, entre otros. Todo ello, por supuesto, bajo la supervisión de médicos especialistas cualificados y profesionales expertos que garantizan los mejores resultados.

Ritual de Belleza
Ritual de Belleza

La ingeniería genética o terapias biológicas son ejemplos de terapias que, personalizadas, en el campo de la medicina, ofrecen un tratamiento a la medida del paciente. En IKIGAI se ha logrado elaborar cosmética y dermofarmacia personalizada. Existen analizadores de piel para medir la hidratación o el sebo, entre otros parámetros, lo que permite recomendar uno u otro cosmético. La cosmética personalizada en IKIGAI es respetuosa con el medio ambiente y con el paciente . En las formulaciones no se utilizan parabenos ni siliconas ni derivados del petróleo ni PEG. Tampoco perfumes. Así se minimizan al máximo las alergias, intolerancias y se prescriben productos personalizados, a medida. respetuosos con el medio ambiente, siempre en rango ecológico. Cada activo que se escoge está basado en los más altos estándares de calidad y validado por estudios clínicos para ofrecer una crema facial, un contorno de ojos o una crema corporal personalizada de máxima calidad.

La ingeniería genética o terapias biológicas son ejemplos de terapias que, personalizadas, en el campo de la medicina, ofrecen un tratamiento a la medida del paciente. En IKIGAI se ha logrado elaborar cosmética y dermofarmacia personalizada. Existen analizadores de piel para medir la hidratación o el sebo, entre otros parámetros, lo que permite recomendar uno u otro cosmético. La cosmética personalizada en IKIGAI es respetuosa con el medio ambiente y con el paciente . En las formulaciones no se utilizan parabenos ni siliconas ni derivados del petróleo ni PEG. Tampoco perfumes. Así se minimizan al máximo las alergias, intolerancias y se prescriben productos personalizados, a medida. respetuosos con el medio ambiente, siempre en rango ecológico. Cada activo que se escoge está basado en los más altos estándares de calidad y validado por estudios clínicos para ofrecer una crema facial, un contorno de ojos o una crema corporal personalizada de máxima calidad.

Desmontando los falsos mitos estéticos
Naturalidad

En general aplicamos tratamientos para mejorar nuestro aspecto o para prevenir o mejorar las secuelas del paso del tiempo. La clave es hacerlo de manera natural, sin transformar, exagerar o caricaturizar rasgos. Lo que se nota que está hecho, no está bien hecho. Muchos pacientes tienen miedo a eso. Por eso el especialista debe escuchar los deseos y necesidades del paciente para asesorar, orientar y plantear un plan de tratamiento personalizado. Podemos y debemos mejorar sin cambiar la esencia de cada uno, conservando la armonía y expresividad en un grado natural. El compromiso con el paciente es ofrecerle los mejores tratamientos, técnicas, materiales y trato humano pero teniendo en cuenta que se busca la naturalidad. Cambios sutiles que den una mejoría sustancial y elegante sin llegar a ser llamativos o artificiales. Ese es nuestro secreto.

Mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento que se aplica mediante micro-inyecciones muy superficiales para la prevención del envejecimiento, para mejorar las arrugas y la flacidez, y para conseguir la revitalización global. Este tratamiento está indicado tanto para hombres como para mujeres que quieren mejorar su cuerpo por completo. Es decir, que puedes tratarte de pies a cabeza con la Mesoterapia y rejuvenecer y remodelar en cuestión de poco tiempo.

Aunque con diferencias entre el tratamiento facial y el corporal, la Mesoterapia es una de las técnicas estéticas capaz de combatir la celulitis y la grasa localizada y, a su vez, las arrugas, flacidez y mejorar la piel del rostro y su aspecto. La mesoterapia es una técnica médico-estética que consiste en la infiltración intradérmica de una mezcla de extractos vegetales y vitaminas diseñadas para prevenir y mejorar el envejecimiento de la piel o para tratar problemas como la grasa acumulada o celulitis. Sí, hay dos tipos de mesoterapia: la facial y la corporal. Y aunque la técnica que se utiliza en este tratamiento es la misma –mediante pequeñas infiltraciones- el compuesto que se utiliza para una y otras es completamente diferente.

Botox y Ácido Hialurónico

Es frecuente confundir el botox (toxina botulínica) con el ácido hialurónico. Se trata de dos sustancias que se utilizan en el tratamiento de las arrugas, pero no de la misma manera.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural y permanente en la piel. Se encarga de mantener la piel hidratada y retener líquido, rellenando la dermis desde dentro. La concentración de ácido hialurónico disminuye con el paso de los años. Como consecuencia, la piel se deshidrata y aparecen las arrugas. Para evitar este efecto se utilizan compuestos que contienen dicha sustancia que a través de pequeñas inyecciones rellenan las arrugas y surcos.

La toxina botulínica (o bótox, su nombre comercial) es una toxina que tiene como objetivo relajar los músculos temporalmente. Al relajar la musculatura facial no se realizan movimientos que causan las arrugas, tales como las de alrededor de los ojos, frente o el entrecejo. De ahí que se inyecte en pequeñas dosis allí donde existen arrugas, para eliminarlas o atenuarlas, y prevenir la aparición de nuevas líneas de expresión. Por lo tanto, no se trata de un material que rellene las arrugas, sino que actúa en los músculos de la cara y los relaja, devolviendo tersura y luminosidad, con una expresión natural.

  • 1

    ¿Debería cambiarse el sistema de reparto de plazas en los viajes del Imserso?

    Sí.
    No.
    Ns / Nc.
    Votar Ver Resultados