Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 29 de febrero
Armando Ravelo, en la capital grancanaria. C7
Los débiles ecos del MeToo en el cine español

Los débiles ecos del MeToo en el cine español

La onda expansiva del movimiento de denuncia de violencia sexual en la industria del cine apenas ha llegado a España y el caso de Carlos Vermut es de los pocos que han salido a la luz, seguido por el del canario Armando Ravelo

Efe

Madrid

Lunes, 29 de enero 2024, 17:04

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Desde el estallido del #MeToo en EE.UU. en 2017, la onda expansiva del movimiento de denuncia de violencia sexual en la industria del cine apenas ha llegado a España y el caso de Carlos Vermut es de los pocos que han salido a la luz con nombre y apellidos, seguido por el del canario Armando Ravelo.

A diferencia de Estados Unidos, donde el productor Harvey Weinstein, por el que estalló el movimiento, suma dos condenas de 23 y 16 años por violación y acoso sexual, en España hasta el momento apenas ha habido denuncias judiciales.

Tres mujeres han asegurado haber sufrido «violencia sexual» por parte del director de 'Magical girl', según una investigación que publicó el pasado viernes El País, que cuenta con declaraciones juradas de las víctimas. Vermut replicó que sus relaciones sexuales siempre han sido consentidas.

Como reacción a esa publicación, una artista grancanaria ha acusado al director de cine Armando Ravelo ('Érase una vez en Canarias', 2023; 'La piel del volcán', 2021), de haberla incitado al sexo y ofrecerle drogas y porno cuando ella tenía 14 años, unos hechos que el cineasta ha reconocido este lunes y poco después ha anunciado su retirada del cine.

La primera denuncia judicial tras el #Metoo se produjo el año pasado. El productor de cine Javier Pérez Santana ('Mi vacío y yo', 2022) fue denunciado por la presunta agresión sexual a una actriz durante la fiesta posterior a la celebración gala de los Premios Feroz de 2023.

Con anterioridad se dieron a conocer en distintos medios testimonios de actrices que se han declarado víctimas de abusos en el seno de la industria, pero sin dar nombres, y han asegurado que ha sido una realidad muy extendida durante mucho tiempo.

Una de las primeras en hablar fue Leticia Dolera que en 2017 publicó un artículo en eldiario.es en el que desveló el acoso y tocamientos sufridos por parte de un director a comienzos de su carrera, con 18 años, y en otro rodaje diez años más tarde.

Ese mismo año actrices como Aitana Sánchez Gijón, Carla Hidalgo o Maru Valdivieso relataron sus propias experiencias en una revista. Y la presidenta de la Academia de Cine español y ganadora de un Óscar como diseñadora de vestuario, Yvonne Blake, desveló que un productor la violó cuando tenía 24 años.

En 2022 Maribel Verdú contó en el programa Lo de Évole que existían abusos en la profesión. «Claro que hay hombres que abusan de su poder. Y dices, madre mía, el día que esto salga», dijo en aquel espacio y aseguró haber sufrido acoso y abuso siendo menor y que sus padres lo llevaron a juicio.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios