c7

Cuenta atrás para el fin del uso de la mascarilla en exteriores

Este jueves 10 de febrero ya no será obligatorio llevar la mascarilla en la calle.

EFE Madrid

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han acordado este lunes que la mascarilla deje de ser obligatoria al aire libre a partir del próximo jueves excepto en eventos multitudinarios en los que ese esté de pie o no se puede mantener 1,5 metros de distancia de seguridad cuando se esté sentado.

El fin de las mascarillas en la calle ha salido adelante con el aval de todas las comunidades a excepción del País Vasco, que se ha abstenido, según han informado a Efe fuentes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, llevará mañana al Consejo de Ministros el real decreto que eliminará la obligatoriedad de la mascarilla -vigente desde el día de Nochebuena- en espacios exteriores; de esta forma, y una vez se publique el miércoles en el BOE, dejará de serlo a partir del jueves, aunque se recomendará llevarla cuando haya aglomeraciones.

Quedan exceptuados los eventos multitudinarios, incluidos los eventos deportivos, cuando se esté de pie o cuando no se pueda guardar la distancia interpersonal de metro y medio si se está sentado.

En esta misma reunión, el Consejo Interterritorial ha aumentado los aforos en los eventos deportivos, que pasa del 75 % al 85 % en recintos abiertos y del 50 % al 75 % si son cerrados; estas cifras serán revisadas antes de que acabe el mes de febrero cuando, apuntan algunas de las fuentes consultadas, pueda retomar la totalidad del público.

Algunas comunidades, como Madrid y Andalucía, se han abstenido en este punto porque rechazaban que aún hubiera limitaciones de aforo.

Por otra parte, en la reunión de esta mañana, Darias ha dado cuenta a los consejeros de los últimos avances certificado covid digital en el seno de la Comisión Europea.

De esta forma, el Ministerio de Sanidad ha informado de que se ha publicado una propuesta de modificación del reglamento para que estos certificados puedan emitirse a personas que participan en ensayos clínicos de vacunas contra la covid ( como es el caso de la española Hipra) y que los documentos puedan ser aceptados por otros estados miembro para no aplicar restricciones a la libre circulación.

En este sentido, España ha planteado la emisión de certificados digitales de recuperación basados en test de antígenos y no solo en pruebas PCR como hasta este momento, aunque estos avances, dice Sanidad, deberán seguir su curso normativo para consolidarse.