Cruz Roja atiende en cuatro meses al doble de personas que en 2019

En las últimas semanas la ONG en Las Palmas atiende a más de 5.000 familias, muchas en situación de vulnerabilidad al perder su trabajo por la pandemia. El programa Responde, creado en esta crisis, ha llegado a 25.300 residentes en Canarias

Luisa del Rosario
LUISA DEL ROSARIO

Las Palmas de Gran canaria

Al inicio de la crisis sanitaria y en medio del estado de alarma Cruz Roja lanzó la campaña Responde. Con ella se pretendía atender a unas 43.000 personas en Canarias, pero lo cierto es que «la demanda ha crecido exponencialmente, muestra de ello es que solamente en el primer cuatrimestre se atendió al doble de personas que en todo 2019», confiesa Pedro Florido, director provincial de Voluntariado de Cruz Roja en Canarias.

En estas últimas semanas «hemos atendido a más de 5.000 familias, ofreciendo más de 17.000 prestaciones», lo que significa que requerían reparto de comida o algún tipo de ayuda para pagar el agua o el alquiler , apunta Florido. «Son familias a las que ya atendíamos, pero se ha agudizado su situación, más las familias que se han incorporado procedente del ERTE y de otras situaciones colaterales de la imposibilidad de movimiento por el confinamiento», relata el representante de la ONG.

Estas cifras, unidas a las que esta misma semana ofreció Cáritas y que revelaba que en los cinco primeros meses del año atendió a 7.163 hogares, 2.300 más que en los primeros seis meses de 2019, ponen de relieve que la pobreza estructural en las islas no solo está cronificada, sino que siguen aumentando.

Muchas de las nuevas personas que acuden a Cruz Roja en busca de ayuda son trabajadores a los que se les ha aplicado un ERTE. «Tenían una vida normalizada y nunca se hubieran imaginado en la fila de los servicios sociales o en una ONG. Muchos de ellos llegan avergonzados y es cuesta mucho» por eso, explica Florido, la institución ha reforzado la atención telefónica, algo que ha podido hacer gracias a que al mismo tiempo que aumentaba la demanda de ayuda subía el número de personas que querían ofrecer su tiempo como voluntarios, 1.066 más en los últimos meses.

Cruz Roja Responde lleva atendidas en Canarias a más de 25.300 personas solo en el programa de inclusión social, de ellas 16.990 son mujeres y 8.364 hombres, lo que pone de manifiesto, como también lo hacen los datos de Cáritas, que la pobreza sigue teniendo rostro de mujer.

Canarias estaba antes del covid-19 en una mala posición con respecto a las cifras de exclusión social y riesgo de pobreza, y la pandemia «lo ha agudizado más. Al vulnerable lo ha hecho doblemente vulnerable. Hemos intentado paliar, en la medida de lo posible, pero muchas están pasando de estar en riesgo a la fase de ser vulnerables», lamenta Florido.

La ONG ha atendido a más de 80.000 llamadas durante estos meses, gente a la que también se le hace un seguimiento para ver en qué situación se encontraban en el confinamiento y después en la desescalada. Además, en estos momentos atiende en albergues a más de 100 personas

Más de 100 personas sin hogar entre los tres centros de Lanzarote y Gran Canaria y han repartido más de 400 ayudas escolares.

Según las previsiones del Gobierno de España, 70.000 personas recibirán de oficio, esto es, sin necesidad de realizar la petición, el ingreso mínimo vital que acaba de aprobarse en el Congreso de los Diputados. De ellas 4.000 son canarios y canarias con hijos a cargo. Una cifra que, a todas luces, parece que podrá paliar muy poco la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran seis de cada 10 canarios.