Ante cualquier emergencia, no dudes en ponerte en contacto con el 1-1-2. / ARchivo

10 consejos para practicar deportes acuáticos de forma segura

Conoce diversas recomendaciones para disfrutar de las actividades en el mar sin correr ningún tipo de riesgo

SARA TOJ Las Palmas de Gran Canaria

Durante el verano los aficionados de los deportes acuáticos aprovechan para practicar sus actividades favoritas. Sin embargo, muchos de ellos no toman precauciones y corren el riesgo de sufrir accidentes y caídas. Por eso, en este artículo te dejamos algunas recomendaciones de la Consejería de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias para que las tengas en cuenta en tu tiempo de ocio acuático.

  1. 1

    Las banderas. Para empezar, ten siempre presente las banderas. Cada color indica alguna medida, así que recuerda: si es roja, no te metas en el agua, ya que el baño está prohibido. La amarilla indica que tengas precaución y la verde que el mar está en buen estado para que te pegues un chapuzón. En este caso, aunque la señalización sea positiva, debes tener cuidado siempre, ya que las condiciones pueden cambiar de un momento a otro.

  2. 2

    Colchonetas. A todos y todas nos gustan los flotadores para quedarnos en el agua durante un rato. Aunque es súper cómodo, no bajes la atención ni te quedes dormido, ya que podrías ser arrastrado sin que te des cuenta.

  3. 3

    Balizas.En muchas ocasiones te habrás encontrado con boyas y otro tipo de balizas perimetrando alguna zona. Estas funcionan como los conos que se usan para señalizar en la carretera, así que respeta los espacios que estén acotados para otras actividades, ya que podrías sufrir un accidente provocado por tablas, motos acuáticas, embarcaciones...

  4. 4

    Legislación. Sabemos que los deportes acuáticos son populares durante todo el año gracias a las condiciones meteorológicas de nuestras islas, pero en verano aumenta el número de personas que se interesan por estas actividades. Sea cual sea la elegida, busca las normas por las que se rigen estos deportes y cumple con el reglamento de seguridad estipulado.

  5. 5

    Deportes, mejor en compañía. Lo mejor para practicar alguna actividad en el agua es que lo hagas junto a más personas. Además de pasar un buen rato junto a ellas, si ocurre algo tendrás a alquien que te pueda ayudar. Si eliges estar solo, informa a algún familiar o allegado sobre el sitio en el que vas a estar y la hora a la que vas a volver.

  6. 6

    Las mareas. El nivel del mar cambia, por lo que tendrás que conocer en qué estado estará en el momento en el que tengas previsto realizar alguna actividad como surf, bodyboard, pesca deportiva... Consulta las mareas antes de ir y no vayas a sitios donde no sepas cómo son las corrientes, ya que podrías verte aislado y lejos de la orilla. Nunca debes nadar a contracorriente, tendrás que esperar a que pierda intensidad y dejarte llevar por la corriente. También es recomendable que te apartes de donde rompen las olas.

  7. 7

    La ropa. Las prendas que utilices también son importantes dentro del agua. Intenta optar por colores llamativos que sean fácilmente visibles, ya que eso favorecerá a tu búsqueda en caso de que tengas que ser localizado. Además, elige un calzado cómodo y que te sirva para caminar por riscos y callaos.

  8. 8

    El sol. Aunque no estés en la orilla tostándote al sol, es importante que no lo pierdas de vista también dentro del agua. Protégete contra él usando crema protectora y no pases muchas horas expuesto. Intenta que el tiempo que estés bajo los rayos sea en el periodo donde no esté alto.

  9. 9

    Buceo. Probablemente sea una de las actividades que más personas eligen, como los bautizos en el mar, si eres principiante, o la exploración de nuestros increíbles fondos marinos. En este caso, además del equipo reglamentario, trata de llevar contigo un cuchillo y no te olvides de marcar tu presencia con una boya.

  10. 10

    El 1-1-2. Cuando la cosa se complica, sé consciente de tus limitaciones. Lo primero que tienes que hacer es mantener la calma, analizar la situación y, en caso de necesitar ayuda, pedirla. Si alguien cercano a ti está en apuros, avisa al 1-1-2 a la mayor brevedad.

Con todos estos consejos, esperamos que tu tiempo de ocio en el mar sea seguro y que lo único que tengas que lamentar al día siguiente sean las agujetas y el cansancio por haber pasado un día excepcional.