Las claves de la erupción en La Palma y qué puede pasar ahora

Isaac Asenjo
ISAAC ASENJO Madrid

La isla canaria de La Palma ha tardado 50 años en albergar una nueva erupción. Desde el 11 de septiembre, la conocida como 'isla bonita' ha sido notidica por los numerosos seísmos y deformaciones que el Instituto Geográfico Nacional ha registrado en su red de vigilancia volcánica. Lo que ocurrió ayer domingo es historia. El magma alcanzó la superficie, dejando impresionantes imágenes y provocando cientos de desalojos, cortes de carretera y la preocupación de los vecinos en los municipios de El Paso y Los Llanos.

¿Por qué se ha producido la erupción?

El pasado sábado 11 de septiembre, la tierra comenzaba a temblar en la isla bonita, La Palma, en un claro síntoma de que el magma empezaba a buscar un lugar por el que asomar. Apenas una semana después, y tras más de casi 30.000 terremotos, de deformaciones del terreno de 15 centímetros y de anomalías de gases muy claras, la tierra se abría con un tremendo rugido dando paso a un espectáculo tan sobrecogedor como hipnótico. La lava corre de nuevo por las laderas de Cumbre Vieja, como hace exactamente 50 años lo hizo en el Teneguía, al sur de la isla. Explica David Calvo, Vulcanólogo y portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN).

¿Cuántos terremotos han precedido a la erupción?

«Desde 2017 hay enjambres a 20 o 30 kilómetros de profundidad, pero éste empezó a 10», explica la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco. Según el Instituto Geográfico Nacional, en este enjambre sísmico se han podido registrar hasta 6.600 pequeños terremotos. El actual fenómeno sísmico ha sido «muy energético» y estaba liberando en unos días más energía que el que provocó la erupción submarina de El Hierro en 2011 a lo largo de dos meses.

¿Cuánto puede durar la erupción?

Es la gran incógnita. Los científicos despliegan decenas de instrumentos e intentan adivinar los próximos pasos de un enemigo que no va a permitir ni un segundo de descanso. Los expertos apuntan a que para predecir el final de este episodio es importante estudiar las emisiones de dióxido de azufre que se vayan registrando. La erupción podría prolongarse «varias semanas, si no unos pocos de meses», según ha explicado el director del Instituto Vulcanológico de Canarias, Nemedio Pérez. «La bolsa que puede estar a tres o cinco kilómetros de profundidad está conectada con otra bolsa a 20 o 30 kilómetros, por lo que la retroalimentación de la que está a más profundidad sobre la más somera podría hacer que la erupción se alargue», ha añadido el experto.

En 1704 la erupción del volcán Siete Fuentes, en Tenerife, duró cinco días, pero también existen registros de una de las más largas que se conocen en la historia de Europa, la de Timanfaya, en Lanzarote, que duró 2.055 días. La última erupción de un volcán ocurrida en Canarias sucedió en la isla de El Hierro y se prolongó del 10 de octubre de 2011 al 5 de marzo de 2012.

Las estadísticas indican que el tiempo medio suele oscilar entre los dos y tres meses, «aunque nos podemos acercar al medio año», indica Jesús Ibáñez, catedrático de Física de la Tierra en la Universidad de Granada (UGR). «Por el proceso eruptivo a través de la energía que se está poniendo en juego, las fuentes de lava y la altura del volumen emitido, estamos hablando de algo que se va a prolonga en el tiempo, aunque eso no significa que todo el tiempo vaya a ser exactamente igual que ahora. Puede haber días sin emisión de magma a la superficie y que luego se active durante unos días más. Pero no podemos decir que las personas puedan volver a sus casas en unas semanas. Estamos hablando de meses», advirtió el especialista.

¿Por qué hay tantas bocas eruptivas?

El volcán tiene al menos nueve bocas eruptivas que emiten lava. La colada de lava en un primer momento no avanzó de forma muy rápida, ha dicho el portavoz de Involcan, David Calvo. El portavoz del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) ha indicado que unas bocas emiten lava con más fuerza que otras, y ha explicado que las primeras horas de la erupción son cruciales para entender cómo se desarrollará el proceso eruptivo. Los expertos coinciden en que es habitual que existan varias bocas eruptivas y en Canarias es normal que éstas estén separadas por distancias largas. Puede haber varias bocas activas o que dentro de unas horas todo se concentre en una.

¿Cual es el recorrido de la lava?

La lava se abre paso por las laderas del municipio de El Paso camino del mar, a donde se esperaba que llegase en las primeras horas de martes o ya bien avanzado el día al ralentizarse su avance. Los expertos han descartado «mayor peligrosidad» por el hecho de que toque el mar. «Habrá una emisión de vapor de agua y se verá humo blanco pero no hay un peligro especial», indica.

¿Son peligrosos los gases que salen de las bocas?

Los volcanes emiten una serie de gases, en su mayor parte vapor de agua, CO2 y compuestos sulfurosos de azufre, cloro y otros. La nube blanca que se aprecia en las imágenes es vapor de agua, pero también expulsa cenizas, pequeños fragmentos de magma. Los expertos advierten de la peligrosidad de los gases que emanan del volcán. Y previenen de acercarse a las coladas, o ríos de lava. «Hay que tener cuidado porque en la anterior erupción en La Palma fallecieron dos personas por inhalación de gases tóxicos».

«Las poblaciones tienen que tener mucho cuidado con los gases porque el volumen de gases emitido es realmente muy elevado. Que te toque la colada y pierdas tu casa es terrible, pero hay que tener mucho ojo con los gases porque son muy perjudiciales», destaca Jesús Ibáñez, catedrático de Física de la Tierra en la Universidad de Granada (UGR).

El Instituto Volcanológico de Canarias ha realizado una primera estimación sobre la cantidad de dióxido de azufre (SO2) emitido a la atmósfera por el actual proceso eruptivo en Cumbre Vieja durante su primer día. Esta primera estimación ha resultado ser del orden de las 21.800 toneladas diarias, asumiendo una velocidad del viento de 10 metros por segundo. La estimación se ha realizado después de realizar 4 medidas con un sensor óptico tipo miniDOAS en posición móvil terrestre, y se revisará una vez se contraste el dato de velocidad del viento utilizado para este primer análisis.

¿Cuántas erupciones de este tipo ha habido en los últimos años?

En Canarias se han producido trece erupciones históricas bien documentadas, desde 1585. Seis de ellas se han producido en La Palma, la isla con más erupciones, la más verde y también la más joven. Las dos últimas en la superficie han sido en 1971 y en 1949.

No obstante, bajo el mar se produjo una en El Hierro frente las costas de La Restinga. En esa ultima erupción, el volcán estuvo activo desde el 11 de octubre de 2011 hasta el 5 de mayo de 2012. Como ha ocurrido y sucede en todas las erupciones, el proceso de expulsión de material magmático estuvo precedido por un enjambre de seísmos que alertaron no solo a la población, sino que también activaron el despliegue de medios de la comunidad científica. Pese a ocurrir en el mar, no se produjo el temido tsunami, dado que el cráter fue poco a poco cegándose a unos 1.000 metros de profundidad y solo en un primer momento tuvo una pequeña fase explosiva que llego a la superficie.