El inmunólogo Carlos Rodríguez Gallego, del hospital Doctor Negrín de Gran Canaria. / c7

Resistentes a la covid: el Negrín estudia la genética de quienes no contraen el virus

Un equipo analiza por qué ciertas personas no se contagian pese a haber tenido un contacto claro con infectados que sufrieron cuadros agudos

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

El grupo que investiga los factores genéticos que predisponen a padecer covid grave ya está en otra fase del estudio. El nodo canario de este consorcio de investigación internacional, coordinado por el servicio de Inmunología del hospital Doctor Negrín de Gran Canaria, continúa escrutando el genoma humano para saber cuáles son los rasgos determinantes que condicionan la respuesta ante el Sars-Cov-2. Ahora, en concreto, están identificando los rasgos genéticos de las personas denominadas resistentes, quienes no se han infectado de coronavirus pese a haber mantenido un contacto estrecho claro con una persona contagiada.

«Desde el principio de la pandemia sabemos que hay gente que ha convivido con sus parejas o hijos enfermos de covid grave sin medidas de protección y han permanecido negativos. No se han infectado», explica el coordinador del consorcio en Canarias, Carlos Rodríguez Gallego. «La hipótesis es que, igual que hay genes que predisponen a la infección con cuadros graves, hay otros genes que protegen de la infección. Viene a ser lo mismo que ocurre con ciertas personas frente al VIH», indica el jefe del Servicio de Inmunología del Doctor Negrín.

Las personas candidatas a ser estudiadas cumplen unos criterios muy estrictos para diferenciarlas de quienes que no han contraído la covid porque se han protegido contra el virus.

«Hay casos muy claros de 'resistentes': personas que han compartido baño, cocina, dormitorio con un familiar muy enfermo de covid y no se han contagiado», explica sobre el perfil del millar de personas invulnerables de todo el mundo que se están estudiando a través del Consorcio Internacional Covid Human Genetic Effort (CHGE), que cuenta con 50 centros de secuenciación como el coordinado desde el hospital grancanario.

El objetivo de este estudio es, explica Rodríguez, « buscar los factores genéticos que predisponen a no contraer la enfermedad y conocerlos para ayudar a prevenir la infección».

En Canarias, se ha comenzado a realizar este trabajo secuenciando una decena de muestras sospechosas de corresponder a personas 'resistentes' al Sars-Cov-2, indica Rodríguez que, junto a Carlos Flores de la Unidad de Investigación del hospital de La Candelaria y del Instituto Tecnológico de Energías Renovables (ITER), coordina un grupo integrado por Rebeca Pérez, del Instituto de Investigación del Hospital de la Paz, y el intensivista del Negrín, Jordi Solé.

En la primera fase de la investigación se detectó que en un 13% de las personas con covid grave está implicado un anticuerpo producido por un error en el sistema inmunológico que, en lugar de protegerlas, neutraliza los interferones tipo 1 que constituyen la primera línea de defensa frente al virus. Este tipo de proteína producida por el sistema inmune se halló en el 20% de las personas fallecidas por la covid. Así, este anticuerpo 'erróneo' está presente en el 6% de la población mayor de 80 años y en un 1% de quienes tienen entre 70 y 79 años.

Recientemente se ha constatado que estos autoanticuerpos, que bloquean a los interferenos tipo 1 y se asocian a las mutaciones de ocho genes, se detectaron en el 24% de las personas vacunadas que sufrieron covid grave. «Esta hipótesis la podemos aplicar a cualquier infección y observamos que el 5% de quienes sufren gripe grave tienen estos autoanticuerpos», indica Rodríguez.

Otro estudio previo determinó que al menos un 1,8% de los varones afectados menores de 60 años son portadores de mutaciones en un gen (el TLR7) localizado en el cromosoma X que explica por qué los hombres son 1,5 veces más propensos a sufrir covid grave que las mujeres. El porcentaje de personas con covid grave que tienen esta mutación genética asciende al 7% en menores de 16 años.