Borrar
Directo Reacciones dispares de los socios del Gobierno al acuerdo firmado por Bolaños y Pons para renovar el CGPJ
El Día Mundial del Medio Ambiente nos sirve para aumentar la conciencia global

El Día Mundial del Medio Ambiente nos sirve para aumentar la conciencia global

Íñigo J. Núñez Quintana ·

Ceo de Ewaste y presidente de la Fundación Canaria para el reciclaje y desarrollo sostenible

Martes, 4 de junio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Entrevistamos a Iñigo J. Núñez Quintana, CEO de Ewaste Canarias, la única planta de reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos en nuestro archipiélago. También preside la Fundación Canaria para el Reciclaje y el Desarrollo Sostenible, una organización sin ánimo de lucro que fomenta la economía circular y la sostenibilidad en las Islas.

¿Por qué es importante que se celebre el Día Mundial del Medio Ambiente?

Celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente cada 5 de junio es importante porque nos sirve para aumentar la conciencia global sobre los problemas ambientales críticos que enfrenta nuestro planeta.

¿Cómo cuáles?

El cambio climático, la contaminación de nuestra atmósfera, suelo, acuíferos y océanos (que afectan a la salud de todos los seres vivos), la deforestación y la pérdida de la biodiversidad. Por otra parte, nos proporciona una plataforma para la acción colectiva.

¿Quiénes forman parte de esta plataforma de acción colectiva?

Ciudadanos, empresas, ONG's, sindicatos y patronales como CEOE, ASINCA, AGERCAN y FEMETE, entre otros, medios de comunicación y gobiernos que se unen para reafirmar medidas concretas en pro de nuestro entorno. Además, esta fecha es también una oportunidad para educar y sensibilizar a las personas a través de talleres, seminarios y campañas de limpieza donde se enseñan prácticas sostenibles, que promueven cambios de comportamiento en la ciudadanía y comunidades, alentándolos a adoptar estilos de vida más conscientes con el entorno natural que les rodea. Todo lo anterior sirve para instar a los gobiernos a implementar y hacer cumplir leyes que protejan al medio ambiente, teniendo en cuenta las premisas del modelo de economía circular por el que apuestan Europa, España y Canarias. Es decir, manteniendo un equilibrio entre el desarrollo económico, social y medioambiental.

Al hilo de lo que ha comentado, en Canarias se está dando un movimiento en contra del turismo. ¿Cuál es su opinión?

Desde mi punto de vista, volcar toda la responsabilidad de la situación actual sobre el modelo turístico es un reduccionismo de la problemática que no se sostiene al analizar con profundidad la cuestión. No existen soluciones sencillas y estas, además, están repletas de matices. Pero sí voy a señalar, a título de ejemplo, algunos de los muchos retos que debemos abordar para tratar de mejorar la situación.

Vivienda: La falta de vivienda se debe, en gran parte, a la inseguridad jurídica a la que se enfrentan los propietarios de viviendas y la falta de incentivos para el alquiler. Por otro lado, no se están construyendo viviendas de uso residencial y precio protegido acorde a las necesidades presentes y futuras.

Alquiler vacacional: Respecto a la proliferación del alquiler vacacional, no tiene mucho sentido, en mi opinión, que se permita el cambio de uso de un suelo y construcciones destinados a la vivienda residencial a otros usos sin tener en cuenta las necesidades de la población que vive y trabaja en esas zonas. Por ejemplo, todos estaremos de acuerdo en que no puedo adquirir un local sin licencia de restaurante o un apartamento y abrir uno allí, sin más. O adquirir una nave industrial en suelo industrial e instalar cualquier tipo de industria que me parezca. Esto no quiere decir que no deben existir los apartamentos turísticos. Sí, deben existir los que cumplan con el marco regulatorio, pero hay que perseguir y sancionar a los que los explotan fuera de la ley.

Falta de trabajadores: Si las empresas, instituciones y organismos no tenemos trabajadores porque no tienen acceso a una vivienda en áreas dotadas de servicios como colegios, centros de salud y comercios, y de medios e infraestructuras para el transporte, simplemente no tendremos empresas, ni hospitales con médicos o personal sanitario, ni centros educativos con profesores y personal administrativo, ni policías en los municipios, entre otros. Si las políticas para ayudar a las familias e individuos en situación precaria tienen como resultado una cronificación de la precariedad, algo estamos haciendo mal. No estamos ayudando a crecer, estamos condenando a la marginalidad.

Salarios: Los salarios están unidos a la productividad. El reto es cómo gestionamos la pérdida de poder adquisitivo sobrevenida por la inflación. Esta es una tarea de las administraciones públicas y las medidas han de ir dentro del concierto social, porque la pérdida de competitividad conlleva la destrucción del tejido empresarial y, por lo tanto, el aumento del paro, que es un modo sencillo y terrible de controlar la inflación. Trato de explicarlo de una manera sencilla: la pérdida de tejido empresarial implica paro y el paro provoca una caída drástica tanto en el ahorro de las familias como en la demanda de productos, bienes y servicios. Esta menor demanda desemboca, a corto plazo, en una bajada de los precios y menor recaudación de impuestos, lo que implica recortes en las inversiones y los servicios públicos. Por cierto, la destrucción del tejido empresarial, autónomos incluidos, así como el desempleo, también suponen una menor recaudación de impuestos y un desequilibrio entre las partidas de ingreso y gasto de las distintas administraciones públicas.

Entonces, ¿cuál es la solución?

Como reto complejo, no creo que haya una solución única, pero las que haya no deberían pasar por la destrucción del tejido empresarial y autónomo productivo. Lo que sí creo firmemente es que solo a través del diálogo sereno y proactivo entre todas las partes podremos llegar a compromisos que nos hagan avanzar. Nadie tiene la verdad absoluta y si somos capaces de poner por delante el interés general sobre el interés particular, es posible llegar a acuerdos viables, razonables y sostenibles que han de tener como finalidad el equilibrio entre el desarrollo económico, social y medioambiental, que es el pilar donde se fundamenta la apuesta de Europa y España para el desarrollo de un modelo de economía circular. Con respecto a la distribución de las actividades económicas en nuestras islas, debemos subir el peso, por ejemplo, de la industria y uno de los caminos es la aplicación del artículo 14 del REF, que permitirá que se creen empresas de reutilización, reciclado y valorización viables y duraderas. Si me permite, para concluir, una referencia a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, al hilo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, trabajar sobre el ODS 17: Alianzas, hoy es más necesario que nunca.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios