Borrar
Directo La reforma de la Ley de Extranjería marca el último pleno del Parlamento canario
Imagen de archivo de olas. Arcadio Suárez
La corriente circular del Atlántico se colapsa: frío en Europa y calor en Canarias
Cambio climático

La corriente circular del Atlántico se colapsa: frío en Europa y calor en Canarias

Un estudio prevé el «punto de no retorno» en 2057. Dos investigadoras de la ULPGC señalan que es un modelo que puede no darse

L.R.G.

Las Palmas de Gran Canaria.

Sábado, 29 de julio 2023, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Un estudio de científicos de la Universidad de Copenhague ha publicado en Nature Communications una investigación en la que apuntan que la Corriente Circular del Atlántico (AMOC) colapsará a mediados de este siglo. En concreto,«con un 95% de certeza, entre 2025 y 2095. Lo más probable es que esto ocurra en 34 años, en 2057». Si esto pasara en Europa bajarían las temperaturas de forma drástica, pero en los trópicos -donde se encuentra Canarias- aumentarían.

La parada de la AMOC, que podría ser parcial, «puede tener consecuencias muy graves para el clima de la Tierra, por ejemplo, al cambiar la forma en que el calor y las precipitaciones se distribuyen globalmente», según dijo Peter Ditlevsen, uno de los autores, informa Efe.

El experto indicó que, «si bien el enfriamiento de Europa puede parecer menos grave a medida que el planeta en su conjunto se calienta y las olas de calor son más frecuentes, esta interrupción contribuirá a un mayor calentamiento de los trópicos, donde el aumento de las temperaturas ya ha dado lugar a condiciones de vida difíciles».

Con todo, se trata de una predicción basada en modelizaciones, es decir, hay que ser «prudentes». «Lo que nos dice el l Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) es que es probable el colapso, pero no se sabe cuándo. Los modelos se hacen a 70 años, pero no sabemos si se va a dar este colapso. Una cosa es la disminución en la intensidad de la corriente circular del Atlántico y otra el colapso», explica la investigadora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria Verónica Caínzos.

La científica acaba de presentar su tesis sobre el tema y por sus «observaciones» dice, «no ha visto cambios en su intensidad. Muchos modelos sí que lo ven en un marco hasta 2100, pero no se sabe cuándo va a llegar. Hay un descenso en la intensidad de la AMOC, pero es una horquilla de tiempo muy grande y el estudio tiene incertidumbres por lo que no sabemos si esa disminución es representativa de lo que va a pasar o no. Hay que tener un poco de cuidado con las proyecciones», señala.

Por su parte, Dolores Pérez, docente e investigadora del Instituto de Oceanografía y Cambio Global de la ULPGC, señala que con observaciones «se ha visto una ralentización natural, no un declive significante. El susto lo tuvimos en 2009, pero no ha sido ese bajón que pensábamos. Lo que sí se ve a día de hoy es un océano mucho más caliente y menos concentración de hielo. Se están viendo cambios, pero los modelos tienen controversia».

«Lo que sí está claro», apunta la científica, es que el océano se está calentando a nivel global».

El posible colapso de la corriente circular del Atlántico, explica, afectaría «nivel planetario». Es como si «pararas un motor». Las zonas subtropicales «estarían mucho más calientes, sería extremo, con temperaturas muy altas, 40º y en zonas polares y norte de Europa frío, tiempo glaciar porque no se daría la termoregulación que permite el océano.

En un reciente congreso, apunta la experta, de lo que sí se ha hablado es de «poner más datos accesibles para la comunidad modeladora para ajustar mejor los modelos a las observaciones» dado que en la investigación que fecha el posible colapso de la AMOC en 2057 tiene demasiadas incertidumbres.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios