Borrar
El presidente y el vicepresidente del grupo Loro Parque, Wolfgang (i) y Christoph Kiessling (c), y el director de su Fundación, Javier Almunia (d). Efe
Loro Parque defiende su labor de conservación y tilda de «ecoterroristas» a PETA y WAP

Loro Parque defiende su labor de conservación y tilda de «ecoterroristas» a PETA y WAP

«Atacan para conseguir dinero de donaciones y trabajan con mentiras e irregularidades», ha opinado el presidente de Loro Parque, Wolfgang Kiessling. También, ha insistido en la necesidad de que el concepto de bienestar animal se aborde desde una perspectiva científica

Efe

Santa Cruz de Tenerife

Martes, 26 de marzo 2024, 19:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Loro Parque ha tildado de «ecoterroristas» a grupos animalistas como Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) o el World Animal Protection (WAP) y ha defendido la labor de conservación del grupo y la necesidad de que el concepto de bienestar animal se aborde desde una perspectiva científica y no «desde el marketing y los sentimientos».

Así se han expresado este martes los principales responsables de Loro Parque en un acto centrado en la actividad de estas organizaciones en el que han estado presentes el presidente y el vicepresidente del grupo, Wolfgang y Christoph Kiessling, así como el director de Loro Parque Fundación, Javier Almunia.

Durante su intervención, Wolfgang Kiessling ha dicho que es «necesario» aclarar «algunos asuntos» y ha apuntado que en los últimos años «se ha creado una nueva industria muy poderosa y muy agresiva» y con compañías que en el fondo «son de marketing y se han convertido en activistas», si bien en realidad «se trata de ecoterroristas» contra los que tienen que luchar todos los días.

«Atacan para conseguir dinero de donaciones y trabajan con mentiras e irregularidades», ha opinado el presidente de Loro Parque, uno de los pocos zoos del mundo que aún exhibe orcas, cuyos responsables aseguran que ofrecen transparencia y «no camuflan nada».

Por su parte, Christoph Kiessling ha reconocido que la palabra «ecoterrorista» puede sonar muy fuerte, pero «la realidad es que lo son«, ha añadido. «Quieren convencernos de forma agresiva de sus ideales y no aceptan otros más allá de los suyos».

Así, ha criticado acciones de PETA como el boicot a la asamblea general de accionistas del turoperador británico Jet2 y las «amenazas» con boicotear la operativa de esta empresa sobre sus colaboraciones con Loro Parque, que gestiona un zoológico en Puerto de la Cruz (Tenerife) y un acuario en Las Palmas de Gran Canaria.

Christoph Kiessling ha dicho que PETA o WAP son extremistas y no expertos y les ha acusado, en el caso de PETA, de «sacrificar» cerca de 50.000 perros y gatos porque, según Loro Parque, tienen una «cuota de matanza» en refugio del 81% y «opinan que es mejor animal muerto que en cuidado humano».

También han lamentado que del presupuesto de PETA, cifrado en 69 millones de dólares, según Loro Parque solo se destine el 0,3% a los refugios de animales, a la par que han insistido en que las denuncias de PETA sobre el grupo eran «infundadas» y solo buscaban captar el voto emocional.

«Son extremistas veganos y hacen campañas de marketing, ahí va gran parte de su presupuestos, son muy radicales en su expresión y en su forma de transmitir sus creencias», ha ahondado el vicepresidente de Loro Parque.

A la par, Christoph Kiessling ha alertado de que la situación de la naturaleza en el mundo «está en grave peligro, pues se pueden perder en los próximos años un millón de especies de los cuatro millones que existen«.

«De 2000 a 2024 hemos aumentado 2.200 millones de personas, un crecimiento insostenible. Esto provoca basura en el mar, deforestación y una velocidad de destrucción en la que nadie defiende a los animales en este contexto, que no tienen a donde escapar, en un planeta que tampoco tiene capacidad de regenerarse a tiempo«, ha reflexionado.

En este contexto ha defendido la importancia los centros de conservación y ha afirmado que Loro Parque no es solo un zoo, sino una reserva genética que promueve estudios científicos, conservación 'ex situ' e 'in situ', rehabilitación y educación y sensibilización.

En su turno, Javier Almunia ha esgrimido que las organizaciones animalistas como PETA o WAP «atacan a toda la cadena de valor del turismo» y se apropian del concepto de bienestar animal «no desde el punto de vista científico sino basado en prejuicios e intereses políticos».

En su opinión, estas organizaciones pretenden cerrar zoológicos, acabar con las mascotas y con la producción animal.

Almunia ha considerado relevante entender y responder a la pregunta sobre la importancia del bienestar animal en el turismo, no solo por la presión de estas organizaciones sino porque socialmente crece la necesidad por que se dé ese bienestar animal, de modo que «es importante tener claro que el bienestar es una ciencia y no una opinión», ha concluido.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios