Imagen de archivo en la que el personal sanitario atiende a una persona con covid en la UCI. / efe

Los hombres jóvenes pueden sufrir la covid de forma más grave

Así lo refleja un estudio en el que participa el Área de Genómica del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER)

EFE Santa Cruz de Tenerife

Un estudio en el que participa el Área de Genómica del Instituto Tecnológico y de Energías Renovables (ITER) ha demostrado la existencia de diversas variantes genéticas que influyen en la evolución de la covid-19, algunas de ellas de manera desigual en hombres y mujeres, y cómo su efecto es más evidente en el grupo de varones menores de 60 años.

Estos resultados están en consonancia con datos de estudios previos donde se identificó la existencia de mutaciones ligadas al cromosoma X que son causa de covid-19 grave que solo afecta a los hombres jóvenes, informa este viernes el Cabildo de Tenerife, del que depende el ITER.

El estudio, publicado en la revista científica Human Molecular Genetics y desarrollado durante más de dos años, contribuirá a determinar el riesgo de sufrir covid-19 grave, a identificar posibles complicaciones asociadas y a avanzar en el descubrimiento de dianas para nuevos tratamientos.

Los autores de este trabajo han estudiado durante dos años el genoma de 11.939 casos de covid-19 de toda España con una amplia información clínica de las personas afectadas, y en esta investigación se han centrado en pacientes de 34 hospitales españoles reclutados entre marzo y diciembre de 2020.

Además, se han realizado análisis conjuntos con datos genómicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) y del consorcio internacional COVID-19 Host Genetics Initiative (HGI).

Se ha llevado a cabo gracias a la financiación del Fondo COVID-19 del Instituto de Salud Carlos III, que en 2020 financió más de 130 proyectos relacionados con la covid-19, así como con diversos recursos puestos en marcha a través de la iniciativa 'Apuestas Científicas del ITER para colaborar en la lucha contra la covid-19'.

El estudio ha sido coordinado por el doctor Carlos Flores, responsable científico del Área de Genómica e investigador principal del Grupo de Variación Genética y Enfermedad de la Fundación Canaria Instituto de Investigación Sanitaria de Canarias adscrito a la Unidad de Investigación del Hospital Nuestra Señora de Candelaria; el doctor Ángel Carracedo, de la Fundación Pública Galega de Medicina Xenómica y CIMUS-Universidad de Santiago de Compostela; y el doctor Pablo Lapunzina, del Hospital Universitario La Paz-IDIPAZ, todos ellos investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red, CIBER.

Esta investigación se enmarca en el proyecto internacional SCOURGE, en el que participan instituciones de España y América Latina, y del que forma parte el Área de Genómica del ITER.