Borrar
Ep
El CSIC apunta a que el cardón canario tiene sus parientes en el sudeste asiático

El CSIC apunta a que el cardón canario tiene sus parientes en el sudeste asiático

Los investigadores han podido comprobar que el cardón canario está emparentado con un pequeño grupo de especies de Euforbias suculentas del sudeste asiático, de las cuales se diferenció hace alrededor de 8 millones de años

Efe

Santa Cruz de Tenerife

Jueves, 7 de marzo 2024, 15:44

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un estudio llevado a cabo por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) sostiene que el cardón canario (Euphorbia canariensis) tiene a sus parientes en el sudeste asiático.

Ahora bien, los investigadores descartan que esta emblemática planta del archipiélago canario pudiera haber llegado directamente desde tierras tan lejanas a pesar de estar más estrechamente relacionada genéticamente con unas especies del sudeste asiático.

El estudio, que acaba de publicarse en la revista Plant Biology, se ha centrado, por un lado, en las relaciones de parentesco del cardón canario con otras especies del género de las lechetreznas (Euphorbia).

Y, por otra parte, en su capacidad de colonización de islas reconstruyendo sus movimientos dentro del archipiélago canario, utilizando en ambos casos técnicas de secuenciación de ADN, explica en un comunicado el investigador de la Universidad Autónoma de Madrid Alberto J. Coello.

De este modo, los investigadores han podido comprobar que el cardón canario está emparentado con un pequeño grupo de especies de Euforbias suculentas del sudeste asiático, de las cuales se diferenció hace alrededor de 8 millones de años.

La importante distancia que separa estos organismos, unida a que los principales desiertos en África y Oriente próximo se formaron más o menos en ese periodo, ha llevado a pensar al equipo investigador de este estudio que otros parientes más cercanos del cardón canario podrían estar hoy en día todavía sin descubrir en África o que se extinguieron tiempo atrás, apunta la investigadora del RJB-CSIC Ricarda Riina.

En cualquier caso, la hipótesis de una dispersión directa desde el sudeste asiático hasta las islas Canarias parece no recibir tanto apoyo, apunta Pablo Vargas, investigador del Real Jardín Botánico-CSIC, quien considera «muy interesante» que otras especies no emparentadas con el cardón canario, como el drago o el pino canario, muestran patrones similares.

El estudio de las colonizaciones del cardón canario dentro del archipiélago llevado a cabo por los investigadores sugiere que, a pesar de estar muy presente en casi todas las islas, no ha sido tan exitosa como otras especies canarias.

«Esto puede ser debido a que no cuenta con estructuras especializadas en la dispersión en sus frutos y semillas. De hecho, otras especies que sí las tienen han podido efectuar un número similar de colonizaciones en mucho menos tiempo que el cardón canario«, señala Vargas.

Este resultado, además, resta peso a la hipótesis de una dispersión a larga distancia entre Asia y Canarias, que no parece probable a tenor de la aparente falta de capacidad colonizadora de la especie.

Como resultado final, en esta investigación sus autores han comprobado cómo el cardón canario, a pesar de lo ampliamente distribuido que está en las islas, parece tener una baja capacidad colonizadora.

Además, su parentesco con especies del sudeste asiático sugiere que el linaje al que pertenece puede haber sufrido intensos eventos de extinción en el norte de África.

El cardón canario se puede encontrar en casi todas las islas del archipiélago a bajas altitudes.

Aunque no se trata de un cactus, presenta un aspecto similar -altos tallos suculentos y espinosos-, que hace que esta planta sea una de las especies más fáciles de identificar de la flora canaria.

Hasta ahora no se tenía claro cuál era su pariente más cercano, aunque los primeros indicios apuntaban a parientes en el lejano sudeste asiático.

Sin embargo, sus frutos y semillas no parecen ser adecuados para dispersarse a tan largas distancias, por lo que resulta sorprendente para los investigadores que esta especie esté ampliamente distribuida por Canarias, pero muy aislada de sus parientes más próximos.

Este estudio «añade una pieza más al rompecabezas de la apasionante historia evolutiva de la flora canaria», concluye Mario Fernández-Mazuecos, investigador en la Universidad Autónoma de Madrid.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios