Operarios, ensamblando el cohete SLS en Cabo Cañaveral (Florida). / R. C.

Billete a la Luna

La NASA abre un formulario para que nuestro nombre, junto al de otros tantos millones de personas, viaje al satélite en un pendrive

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

Ya lo hizo en 2015, cuando los nombres de 1.379.964 humanos surcaron el espacio a bordo del primer vuelo de prueba del sistema tripulado Orión; también en 2018, cuando el laboratorio InSight se posó en Marte llevando consigo hasta el planeta rojo los nombres de 2.429.807 personas; y hace poco más de un año, cuando el programa 'Mars 2020' dejó un todoterreno sobre la superficie marciana con 10.932.295 nombres, después de recorrer los más de quinientos millones de kilómetros que separan la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida (Estados Unidos, Tierra), del cráter Jezero, en Nili Fossae (Syrtis Major, Marte). Esta vez, el objetivo del viaje estará a una distancia menor, en concreto los 384.400 kilómetros a los que se encuentra la Luna. La NASA acaba de abrir un formulario en su página web para que quien así lo desee pueda llevar su nombre en la próxima misión al satélite, a bordo nuevamente de la nave espacial Orión.

Años lleva la agencia espacial estadounidense preparando el Programa Artemis. La finalidad de tan ambicioso proyecto es volver a llevar al hombre a la Luna –seis misiones alcanzaron el satélite y un total de doce astronautas llegaron a pisar su polvorienta superficie- y, de cara al futuro, establecer una base lunar desde la que afrontar otras misiones.

Consciente de que pocos serán los afortunados que emprendan el viaje por el inhóspito espacio, la NASA ha habilitado un pendrive –en las anteriores misiones los nombres quedaban registrados en un microchip– que llevará nuestra rúbrica en esa misión inicial del Programa Artemis que no contará tripulación a bordo y tendrá por objetivo evaluar tanto el funcionamiento del SLS ('Space Launch System' o 'Sistema de lanzamiento espacial'), el cohete más poderoso hasta la fecha que, con una capacidad de carga estimada de 130.000 kilos, se encargará de lanzar la cápsula más allá de nuestra órbita, así como el desempeño de la nave Orión, ambas, parte fundamental del programa.

Formulario

En el formulario, los astronautas virtuales deben introducir su nombre y apellido, además de un código PIN de entre 4 y 7 números que será el que les permita acceder en el futuro a la curiosa tarjeta de embarque para un vuelo que orbitará la Luna y que, de permitir acumular puntos, facilitaría a sus viajeros varias vueltas al mundo gratis.

La primera misión del Programa Artemis tendrá una duración de entre 26 y 42 días desde un lanzamiento al que aún no se le ha puesto fecha. La agencia espacial estadounidense sí tiene claro que quiere lanzar Artemis I este mismo año y manejaba inicialmente tres ventanas para el despegue. Sin embargo, la de febrero ya ha pasado y no parece que la que consideraba en marzo, entre el 12 y el 21, vaya a salir adelante. La tercera se ubica entre el 8 y el 23 de abril, pero a tenor de los problemas financieros y de la convulsa situación geopolítica, no parece que el lanzamiento vaya a ser antes de mayo.