El certificado covid será necesario para acceder a restaurantes y locales de ocio

La medida será consultada al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) y una vez sea ratificada por la justicia entrará en vigor

EFE Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias ha acordado en el consejo de Gobierno celebrado este martes exigir el certificado covid para acceder a establecimientos, locales de hostelería y espectáculos de ocio. El portavoz del Ejecutivo ha explicado que la medida entrará en vigor tan pronto la resolución del Gobierno reciba el aval judicial y se publique en el Boletín Oficial de Canarias, y la intención del Gobierno es que sea «cuanto antes», una vez se ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) a quien será consultada este mismo miércoles.

Ese certificado, una prueba diagnóstica negativa (no valen los test de autodiagnóstico) realizada con una antelación máxima de 48 hora, el certificado de vacunación con pauta completa o demostrar que se ha pasado la enfermedad entre los 11 y 180 días previos, se exigirá a las personas mayores de 12 años y 3 meses en las islas en niveles de alerta covid 3 y 4 que quieran acceder a determinados establecimientos o espacios públicos.

El certificado se exigirá para acceder a: los locales de hostelería y restauración con un aforo mínimo de 30 personas; en establecimientos de ocio nocturno con idéntico aforo o en los que con independencia de ello se permita el consumo de comida, lo mismo que en casas de apuestas y juegos de azar.

También se deberá presentar el certificado covid para asistir a celebraciones, festivales musicales, eventos deportivos y espectáculos públicos a los que asistan más de 500 personas o, en los que se permita comer o beber.

Antonio Olivera ha aclarado que esta exigencia no será aplicable para el derbi canario entre el Tenerife y Las Palmas, dado que el fútbol y el baloncesto profesional tienen «una regulación específica y singular, sus propias normas».

Finalmente, se deberá presentar el certificado covid para entrar en cines, teatros, auditorios y similares con aforo a partir de 50 personas o donde se permita comer o beber; en gimnasios y equipamientos similares y en centros sanitarios y sociosanitarios para acompañar a pacientes y usuarios, con determinadas excepciones.

El Gobierno de Canarias, ha dicho Olivera, tiene una «preocupación muy importante» por la evolución de los casos, realiza «un seguimiento diario y permanente» de la situación y está «preparado para tomar decisiones».

Ha abundado en que hay en marcha una serie de medidas, pero que «podríamos ir a más», pues además de los niveles de alerta hay «un marco normativo, administrativo, que permitiría poder incrementar las restricciones».

En todo caso, ha insistido en que Canarias está «a la espera» de las posibles decisiones que se puedan tomar en la Conferencia de Presidentes y por parte del Consejo interterritorial de Sanidad.