Canarias supera otra vez la media nacional en rupturas matrimoniales

Los litigios de pareja bajaron un 28% en las islas durante el tercer trimestre de 2021

CANARIAS7 Las Palmas de Gran Canaria

Canarias registró durante el tercer trimestre del presente año 2021 una media de 4,7 demandas de rupturas matrimoniales (separaciones y divorcios) por cada 10.000 habitantes, cifra que supera cinco décimas la media nacional del mismo periodo (4,2), según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial y publicados este viernes.

El estudio de la actividad en los juzgados españoles entre julio y septiembre del presente año apunta a que, por primera vez en 2021, las islas abandonan el puesto de cabeza en el número de rupturas matrimoniales, al que le aupaban las estadísticas del primer y segundo trimestre. En el verano pasado, la Comunidad valenciana fue la que experimentó una mayor tasa de rupturas matrimoniales (5,2 por cada 10.000 habitantes), Baleares fue la segunda (5,0) y el tercer puesto se registró ex aequo en Canarias y Murcia, ambas con 4,7 casos por cada 10.000 habitantes. La tasa más baja se localizó en el País Vasco (3,3).

En términos absolutos, en las islas se computaron 1.031 demandas de ruptura matrimonial (nulidades, separaciones y divorcios) entre julio y septiembre de 2021, un 28,3% menos que en el mismo periodo de 2020, siempre según los datos oficiales de los órganos judiciales.

Tras el importantísimo incremento interanual observado en las demandas de disolución matrimonial presentadas en el segundo trimestre de 2021, en el tercer trimestre se percibe un notable decrecimiento en todas las formas de disolución respecto a igual trimestre de 2020, y también, aunque menos notable, respecto al tercer trimestre de 2019. Los órganos judiciales de todo el territorio nacional recibieron un total de 20.127 demandas de disolución matrimonial, un 21,8 % menos que hace un año.

Las 11.767 demandas de divorcio consensuado son un 20,7 % menos que las presentadas en el mismo trimestre de 2020, y un 6,7 % menos que las presentadas en 2019. Las 7.520 demandas de divorcio no consensuado disminuyeron un 23,3 % (un 11,8 % respecto a 2019). En cuanto a las demandas de separación, las consensuadas, de las que se han presentado 556, han disminuido un 29 % respecto a 2020 (15 % en comparación con 2019), y las 263 no consensuadas representan un 13,8 % menos que las presentadas el año anterior y un 8 % menos que las presentadas en 2019.

El número de demandas de nulidad, 21, son 7 más que las presentadas en el tercer trimestre de 2020.

Todas las demandas de modificación de medidas -respecto de las que el incremento interanual observado en el segundo trimestre había sido todavía www.poderjudicial.es más importante que el de las demandas de disolución-, experimentaron un descenso en relación con el tercer trimestre de 2020. Sin embargo, si las comparamos con el mismo periodo de 2019, se observa que disminuyen las contenciosas, pero aumentan significativamente las consensuadas.

Las demandas de modificación de medidas consensuadas, de las que se han presentado 2.625, han disminuido un 12,2 % respecto al tercer trimestre de 2020 (pero aumentado un 12,6 respecto al mismo trimestre de 2019), y las demandas de modificación de medidas no consensuadas, 6.416, han disminuido un 13 % y un 5,5, respecto a 2020 y 2019.

Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, 4.810, han tenido una disminución interanual del 18,9 %, y un incremento del 27,2 % respecto a 2019. Las no consensuadas, 5.320, han disminuido un 23,8 % respecto a 2020, y un 7,5 respecto a 2019.