Imagen del minuto de silencio en rechazo al supuesto asesinato machista de una mujer de Pontevedra de 82 años que estaba de vacaciones en Tenerife. / Foto: EFE / Video: Cober

Canarias rechaza poner a cero el contador de crímenes machistas

Torres defiende continuar aplicando medidas estructurales desde las instituciones contra la violencia machista y el feminicidio

EFE Santa Cruz de Tenerife

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha defendido este viernes continuar aplicando medidas estructurales desde las instituciones contra la violencia machista y el feminicidio y ha rechazado que se ponga «el contador» de asesinatos de mujeres a cero cada año, para evitar que las víctimas caigan en el olvido.

En un acto celebrado en Tenerife en recuerdo a la última víctima en Canarias de los crímenes machistas, Clotilde, asesinada supuestamente por su marido en Arona el pasado miércoles, el presidente ha leído un manifiesto institucional del Gobierno autonómico en el que ha condenado el crimen y ha instado a transformar el mundo «hasta convertirlo en un lugar donde el simple hecho de ser mujer no constituya un peligro de muerte».

En Las Palmas de Gran Canaria se ha celebrado también un acto de condena en el que la consejera de Políticas Sociales, Noemí Santana, acompañada por la directora del Instituto Canario de Igualdad, Kika Fumero, ha dado lectura al manifiesto del ejecutivo.

«El Gobierno de Canarias ha tomado la decisión de no poner el contador a cero al comenzar el año y seguir nombrando a cada una de las víctimas de violencia machista, mujeres y menores, pues lo contrario sería invisibilización y olvido«, ha anunciado el presidente.

Si no, «diríamos que una mujer ha sido asesinada en lo que va de año en Canarias, pero en realidad son ya 99 vidas de mujeres y ocho niños y niñas que el machismo nos ha arrebatado desde el año 2003», ha denunciado el presidente de Canarias.

El asesinato de Clotilde, ha continuado Ángel Víctor Torres, «no es un hecho aislado», puesto que «vivimos en una sociedad profundamente desigual, cuya estructura social fomenta todo tipo de discriminaciones y violencias contra las mujeres: violencia física, violencia económica, violencia psicológica, violencia sexual, violencia simbólica».

Frente a ello, Torres ha defendido que «la desigualdad estructural necesita medidas estructurales para ser subvertida, políticas públicas que, en colaboración y consonancia con todos los agentes sociales, transformen gradual y firmemente este mundo, hasta convertirlo en un lugar donde el simple hecho de ser mujer no constituya un peligro de muerte«.

Ha habido avances en «el camino feminista hacia una vida libre de violencia machista», pero asesinatos como el de Clotilde muestran que «aún nos queda camino por recorrer».

«Confirmamos a las mujeres en situación de violencia, y a la sociedad en su conjunto, que seguiremos enfocando nuestro esfuerzo en tomar medidas efectivas contra la violencia de género, así como en incidir en cambios profundos que nos encaminen hacia la erradicación de la violencia machista», ha asegurado el presidente de Canarias.