Reunión de los representantes de Sanidad y del sector hostelero. / C7

Canarias amplía el horario de los bares en el nivel 3 y espera abrir el ocio nocturno en verano

La hostelería podrá cerrar a las 23.00 horas en las islas con riesgo alto. Unos 7.000 agentes velan por el cumplimiento de las normas este fin de semana

Carmen Delia Aranda
CARMEN DELIA ARANDA Las Palmas de Gran Canaria

Canarias, donde este fin de semana se han desplegado 7.000 agentes de seguridad para evitar los botellones y las fiestas ilegales, no descarta, sin embargo, que se pueda ampliar en verano la apertura de los locales de ocio nocturno hasta las 2.00 horas en función de la evolución de la pandemia, indicó ayer el consejero canario de Sanidad, Blas Trujillo, tras una reunión con los representantes del sector de la hostelería del archipiélago para abordar las medidas sanitarias.

Unos negocios que, a partir de ayer, tienen fijado su horario de cierre a la medianoche, tanto en las islas en nivel 2 de riesgo por contagio (Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote), como en las que están en nivel 1 (Fuerteventura, El Hierro, La Palma y La Gomera). El decreto publicado este viernes en el Boletín Oficial de Canarias también retrasa una hora, hasta las 11 de la noche, el cierre de bares y restaurantes en el nivel 3 (semáforo rojo, riesgo alto de contagio). Sin embargo, en el nivel 4, previsto para las islas en riesgo muy alto o extremo de contagio, el cierre total de los negocios se mantiene a las 18.00 horas.

Trujillo agradeció al sector su compromiso para garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias tras el levantamiento del estado de alarma y anunció que la próxima semana la mesa técnica de Sanidad y Hostelería se reunirá de nuevo. Por su lado, el presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas, José María Mañaricúa, afirmó que, con espacios regulados y medidas para evitar los contagios, el sector puede ayudar a que no se extiendan.

El toque de queda estuvo vigente en Canarias hasta el pasado lunes, un día después de que decayera el estado de alarma y de que el Tribunal de Justicia de Canarias le denegara al Gobierno regional su solicitud de mantenerlo, al igual que el cierre perimetral en los niveles 3 y 4. El Ejecutivo canario, finalmente, desistió de defender ante el Supremo el mantenimiento del toque de queda, pero está a la espera de que el alto tribunal resuelva el recurso de casación contra la suspensión del cierre perimetral.