Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este sábado 13 de abril
Imagen de archivo varias personas paseando con niños en el paseo de Las Canteras. ARCADIO SUÁREZ
La caída de la natalidad se cronifica en Canarias: en 2020 hubo un 28% menos de bebés que en 2010

La caída de la natalidad se cronifica en Canarias: en 2020 hubo un 28% menos de bebés que en 2010

La falta de ayudas públicas, la coyuntura económica y los problemas de conciliación, entre las causas de que las mujeres que quieren tener hijos no los tengan

Luisa del Rosario

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 11 de julio 2021

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El número de nacimientos entre 2010 y 2020, cuando nacieron 13.142 bebés, en Canarias se redujo un 28,2%, es decir, 5.163 menos, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). El archipiélago sigue así la tendencia nacional de disminución del número de nacimientos que se observa en todas las comunidades, fenómeno que comenzó entre 2008 y 2009 tras la crisis económica. En las islas , además, ha sido más acusado, y entre 2019 y 2020 se situaron 1,1 puntos por debajo de la media nacional, esto es, mientras que el conjunto del país el descenso fue del 5,9% en Canarias se situó en el 7%. No obstante, no es la mayor caída de la década, entre 2012 y 2013 la reducción fue del 7,8%.

Las causas de esta disminución responden a diversos factores. Muchas mujeres quieren tener hijos, pero o bien retrasan el embarazo o lo descartan por motivos económicos, laborales o de conciliación. Razones similares a las que dan las mujeres que ya son madres y que, aunque les gustaría tener más hijos deciden no tenerlos. Así se desprende de la Encuesta de fecundidad que realizó el INE en 2018.

Hay «causas generales, como las aspiraciones profesionales. Al tener hijos estas disminuyen», advierte José León García Rodríguez, profesor de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna (ULL). Pero también es necesario, añade, mirar a la economía. En este aspecto García cree que las mujeres en Canarias están en peor situación. «Es más grave. En las islas la tasa de desempleo es elevada. La gente tarda tiempo en marcharse de sus casas. Hay una enorme precariedad económica y eso retrasa decisión de tener hijos y se tienen tarde, el periodo genésico de la mujer se reduce y se tienen menos hijos», advierte. Tener hijos «cuesta dinero. Hay que alimentarlos, llevarlos al medico, a las guarderías», señala. Y en este contexto critica la falta de ayudas públicas, también en forma de una red de escuelas infantiles.

En este punto coincide la profesora Asunción González Chávez, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Entre los factores socioeconómicos para no tener hijos González cita la «escasez de estructuras publicas de protección de la maternidad desde el nacimiento. Las mujeres en peor situación socioeconómica tienen más dificultades para conciliar familia y vida laboral» por falta de escuelas infantiles. De hecho, añade, donde hay «poca movilidad social quienes asumen esa función son las abuelas, las cuidadoras esclavizadas, quienes están asumiendo toda esa función social. Todas las carencias sociales sustituidas trabajo invisible de las mujeres», y abunda, «el factor de la clase social, por mucho que digan, sigue siendo fundamental».

Pero también hay razones culturales para no tener hijos o tener menos. «Al ser las mujeres las que suelen estar en posición más bajas, las más pobres, suelen tener sueldos inferiores y, además, son las que asumen la tarea esclavizante de los cuidados lo que supone una mayor dificultad a la hora de conciliar», advierte.

A ello la experta añade el factor del «ideal maternal», esto es, explica, «siempre he llamado así a la cantidad de normas y prohibiciones que se ejercen sobre las mujeres por ser madres. Todo lo que tienes de dejar de hacer, como viajes, salidas, profesión, todo eso recae sobre las mujeres y se impone desde el exterior», abunda.

Ideal maternal

«Hay una decisión entre ese ideal maternal y las ambiciones la nueva realidad de las mujeres. Tenemos un nuevo modelo de feminidad, mayor deseo de autoafirmación en lo social, en lo político, mayores ambiciones», explica, y esto choca con el deseo de ser madre. La «culpa», dice, por no se una «buena madre» según ese ideal influye también en la decisión de tener más hijos, especialmente cuando de entrada ya se ha retrasado la edad de tenerlos. Según el INE, el número medio de hijos por mujer se ha reducido del 1,3 en 2010 al 1,1 en 2020 y la edad media de los 21,2 años de 2010 a los 32,3 el pasado año. Y en los últimos años los nacimientos de madres de 40 o más años han crecido un 41.1%.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios