«La vacuna ante el sarampión es básica al ser muy contagioso»

07/09/2019

En los siete primeros meses de 2019 se han contabilizado en el mundo 364.808 casos de sarampión, una de las enfermedades más contagiosas que existen. La vacuna es básica para que no resurja, explica la doctora Thais Álamo en esta entrevista en la que aborda lo más relevante de la patología.

— ¿Qué es el sarampión?

— El sarampión es una enfermedad grave causada por un virus. Es una de las enfermedades más contagiosas que existen. Después de que alguien tose o estornuda, las gotas infectadas por el virus pueden flotar en el aire hasta por dos horas. Si no se está vacunado o se ha padecido la enfermedad hasta un 90% de las personas que estén expuestas contraerán el virus. De hecho, antes de que se incorporara esta vacuna en 1963 se producían graves epidemias cada dos o tres años que provocaban casi dos millones de fallecimientos. Se estima, desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) que entre 2000 y 2017 la vacunación ha evitado 21,1 millones de muertes. Aun así, en los siete primeros meses de 2019 se han contabilizado 364.808 casos de sarampión a nivel mundial, tres veces más que los 129.239 en el mismo periodo de 2018, e incluyéndose Europa en los continentes en los que sube su presencia.

— ¿Cómo se presenta la enfermedad?

— Generalmente comienza con fiebre alta; después aparece tos, mocos y conjuntivitis. Luego surgen unas lesiones en la piel, como unos puntitos rojos, que se originan en la cabeza y se extienden al resto del cuerpo. Los pacientes pueden sufrir complicaciones y llegar a tener afectación de los pulmones (neumonía) y del cerebro (encefalitis) e incluso causar la muerte.

— ¿Cuál es la situación mundial con respecto al sarampión?

— Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó de que de los 53 países que componen el área europea, Reino Unido, Albania, República Checa y Grecia han perdido su estatus de haber erradicado el sarampión. Respecto a España, la OMS verificó que sigue siendo un país libre de esta patología. Mención especial merece Estados Unidos, donde actualmente hay un brote que afecta alrededor de 700 pacientes, de ellos casi 400 en la ciudad de Nueva York.

— ¿Por qué es tan importante la vacunación?

— La vacuna es básica frente a esta enfermedad para que no resurja. Hay que tener en cuenta que no existe tratamiento antiviral específico y es muy contagiosa. La vacuna ha influido de forma decisiva en la reducción de las muertes por esta patología ya que garantiza la inmunidad, no sólo de la persona vacunada sino cuando la mayoría de las personas lo están, la enfermedad se erradica y la sociedad se protege de forma grupal, previniéndose posibles brotes. Y aunque España está considerada zona libre de sarampión, lo cierto es que la globalización recomienda tener precaución y evitar lagunas en la inmunización colectiva.