Geriatría

El mayor riesgo de la salud, el envejecimiento

16/04/2018

Entender el proceso ayudará «a retrasar la aparición» de todas las dolencias, afirma el bioquímico José Carlos Izpisúa.

El bioquímico español Juan Carlos Izpisúa Belmonte sostiene que el envejecimiento es el mayor factor de riesgo de cualquier enfermedad y confía en que entenderlo ayudará «a retrasar la aparición» de todas las dolencias.

Director del Laboratorio de Expresión Génica «Roger Guillemin» en el Instituto Salk de Estudios Biológicos de EE UU, Izpisúa Belmonte pronunció en Salamanca la ponencia Abordajes celulares, genéticos y epigenéticos para un envejecimiento saludable.

Su intervención, presentada por el periodista Xavier Sardá, se enmarcó en el ciclo Conversaciones en Salamanca-Comprendiendo el envejecimiento de la Fundación General de la Universidad de Salamanca (USAL).

En una rueda de prensa previa, el científico subrayó que se está empezando a comprender el proceso de envejecimiento humano y que el avance mayor es desde el punto de vista tecnológico.

También recordó que el progreso habido se traduce en que no sólo ya se puede leer el genoma humano, «sino escribirlo, borrarlo y, por lo tanto, poder modificar el destino de una célula en el organismo», lo cual, confió el bioquímico, en que ayude a entender este proceso.

Por otro lado, consideró como «posible abordaje» sustituir las células que dejan de funcionar bien en el párkinson o en el alzhéimer poniendo otras nuevas conseguidas en laboratorio, pero lamentó el experto que pese a las esperanzas de los científicos, el avance en el uso de las células madre «no ha sido tan rápido como se esperaba».

Una situación que atribuyó directamente a que se desconoce cómo hacer en el laboratorio una neurona funcional y explicó que en el suyo lo que están tratando es de no hacerlas ellos sino que «el animal, la naturaleza» lo haga por ellos.

En este sentido, añadió el científico que la rata y al ratón son los «animales estándar» de laboratorio, pero necesitan «animales huéspedes que tengan los órganos más grandes», como vacas, ovejas y cerdos.

Precisamente, estimó como «posibilidad» la creación de órganos en animales, pero no en humanos, teniendo en cuenta que en la donación la oferta es inferior a la demanda.

Además el experto calificó de «esperanzadora» la línea de investigación que intenta «reactivar la regeneración endógena de nuestros órganos».

Además, añadió que en el ser humano no todo está en los genes sino en la interacción con el medio ambiente por lo que pautas como «no comer mucho, andar, tomar vitamina C y reducir el estrés son factores que activan y desactivan genes de una manera distinta».

Por otro lado, el bioquímico lamentó que la investigación «no sea una prioridad en España» y mencionó concretamente a China como país que ahora domina en el mundo la investigación cuando hace «muy poquito tiempo» ni siquiera podían pronunciar ese vocablo.

Decepcionante

«Es decepcionante y triste» pensar que en España la ciencia «no está en la lista de los gobernantes», apostilló el reconocido científico quien, sin embargo, también subrayó que no hay «lugar a la queja» sobre la sanidad pública española, a la que ha calificado de «realmente excepcional» en comparación con la de EE UU.

Finalmente, Juan Carlos Izpisúa Belmonte abogó por que se promueva la vuelta de los investigadores a España tras formarse en el extranjero por lo que afirmó que es una asignatura que todavía «no está aprobada en nuestro país».