Casas medio atrapadas por la lava del volcán de La Palma.. / E. P./Vídeo: Atlas

Autorizan la vuelta a casa a 1.000 evacuados por el volcán de La Palma

En algunas zonas afectadas se permitirá el regreso a los hogares una vez recuperadas las infraestructuras

EUROPA PRESS

La Dirección del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por riesgo volcánico de Canarias (PEVOLCA) ha autorizado este domingo el fin de la evacuación para 1.000 vecinos en zonas de El Paso, Los Llanos de Aridane, Tazacorte y Fuencaliente (La Palma). Según informa el Gobierno de Canarias, esta decisión se ha adoptado tras consultar al Comité Científico de Evaluación y Seguimiento y se aplicará a partir las 9:00 horas de este lunes.

Así, se ha considerado que determinadas zonas afectadas por le erupción volcánica iniciada el pasado 19 de septiembre en Cumbre Vieja y que habían sido evacuadas ya reúnen condiciones seguras para la vuelta de sus habitantes. Los núcleos de población afectados por esta medida, por el lado norte, son parcialmente Tacande y Tajuya (rotonda del Sombrero), Las Martelas, La Condesa, Marina Alta, Marina Baja y Las Cabezadas (zona de campo de fútbol y cementerio); y por la zona sur, el núcleo de El Charco.

Por su parte, el Comité Científico presentará en los próximos días una nueva propuesta de delimitación del perímetro para el posible realojo de población de otras zonas o núcleos poblacionales, tanto del norte como del sur de la colada, que estará determinado en función de la proximidad de las coladas, temperatura y altura de estas o gases, entre otras cuestiones.

Asimismo, en zonas del sur de la colada el realojo también dependerá de la recuperación de los servicios básicos, como el agua. Aquí, el Comité Director recalca que mientras no se den las condiciones de seguridad necesarias no se podrá autorizar el regreso de personas al resto de las zonas evacuadas por la emergencia, por lo que en ellas habrá que respetar las indicaciones dadas por la Dirección del Plan, que recuerda que la situación legal de emergencia continúa en nivel 2 y semáforo rojo.

Morcuende citó una serie de observaciones y recomendaciones que deben seguir las personas realojadas, y recalcó que hay que tener muy claro que no se debe acceder a espacios bajo rasante, como garajes, trasteros o sótanos, entre otros, sin que se haya realizado una medición de gases previa. También es importante que las personas acudan a las viviendas siempre acompañadas y que se evite cualquier fuente de ignición (fumar, encender la luz, etc) hasta que la edificación esté ventilada, para lo que es necesario abrir puertas y ventanas y esperar 15 minutos antes de acceder al interior. En el caso de que se note mareo, falta de aire, náuseas o falta de fuerzas, se tiene que salir rápidamente de la edificación y llamar al teléfono de emergencias 1-1-2.

Consejos prácticos

Otra de las indicaciones señaladas por Morcuende es que las personas deben asegurarse de que no haya abombamientos, deformaciones o grietas en muros o techos, en cuyo caso se debe informar al ayuntamiento para que este haga la inspección correspondiente. Asimismo, es importante que vecinos y vecinas dispongan siempre de un teléfono operativo, que se mantengan informados a través de fuentes oficiales y que sigan las indicaciones de las mismas. Morcuende remarcó que es muy importante que no se rebasen los límites establecidos por las autoridades.

En cuanto a los trabajos de limpieza de ceniza, se aconseja protegerse la piel (camisas, buzo, guantes, calzado antideslizante, protección de cabeza), las vías respiratorias (mascarilla FFP2 o superior) y los ojos (gafas antisalpicadura). Asimismo, se recomienda regar ligeramente para evitar levantar polvo.

Respecto a la limpieza de tejados se indica que solo se haga en azoteas y cubiertas planas, y para cubiertas de riesgo, se aconseja encomendar dicha labor a servicios especializados. Además, otra de las observaciones señaladas a la ciudadanía es que se evite pasar bajo elementos inestables y cargados de ceniza (canalones, toldos, voladizos de panel, chapa o madera, etc).